anafes  
 

Anafes

Para aquellos que no están familiarizados con la palabra anafe, debemos decir que en un principio, los anafes eran (y lo siguen siendo) los fierros que van colocados por encima de las hornallas con el fin de apoyar allí las ollas, sartenes, pavas y todos los elementos que utilizamos para cocinar. La idea lógicamente, es que el fuego no les dé directo a los mismos y de esta manera no se quemen ni se dañen con él. Pero hoy en día, los anafes son más reconocidos como las hornallas, las cuales en muchos casos eléctricas y en otros casos a gas, y también, existen aquellas que son portátiles o se colocan cuando la cocina no funciona.

 
     
 
 

¿Cual conviene comprar?

Para comenzar a desarrollar este tema, podemos decir que por lo general, los anafes a gas poseen 4 espacios con boquilla y cámara en donde van las hornallas, y el fin es lograr una autorregulación del flujo del aire que el mismo posee. Si bien los más conocidos son los que funcionan a gas, los eléctricos también tienen su público, pero ¿son realmente convenientes? En primer lugar podemos decir que en la actualidad, los anafes eléctricos son mucho más seguros que los que son a gas ya que poseen todas sus resistencias aisladas y poseen interruptores para poder cortar la corriente y así evitar cualquier tipo de choque eléctrico.

Al mismo tiempo, vale destacar que al ser eléctricos no consumen oxigeno, generalmente son mucho más fáciles de limpiar, y no corren el riesgo de fugas de gas, que como bien sabes, puede ocasionar una explosión. No obstante, la desventaja más grande que tienen estos tipos de anafes son sin lugar a dudas el gasto. Los mismos consumen muchísima energía, lo cual veremos cuando llegue nuestra cuenta mensual, la cual se verá notablemente incrementada, ya demás, tienes que tener en cuenta que en caso de que haya un corte o apagón de luz, probablemente no los puedas utilizar, ya que no tienen autogeneradores. Básicamente es por esa razón que la mayoría de las personas prefieren los anafes a gas.

Además, una de las críticas positivas que tiene este tipo de anafes con respecto a los anteriormente mencionados es que la comida se cocina mucho mejor. De todas maneras en este caso, siempre es bueno que las conexiones a gas sean revisadas periódicamente, ya que si bien es raro que una cocina tenga perdidas, no es imposible, y por ello hay que mantenerlas controladas. También es importante que mantengas la higiene en los anafes ya que como son elementos que se utilizaran todos los días más de una vez, si hay restos de comida de cocciones anteriores, éstos pueden quemarse y además de despedir olores, será mucho más complicado sacarlos si están adheridos.

 
 
 
 
 

¿Cuanto valen?

En cuanto a los precios, es fundamental destacar que son muy variados, justamente porque existen diferentes tipos de anafes, de diferentes marcas y con distintas características. Los mas económicos en cuanto a la compra son los anafes eléctricos, y los mismos muchas se veces se presentan en diferentes modelos, incluso hasta portátiles. Por ejemplo, uno portátil con dos hornallas, tiene precios que van desde los 40 dólares hasta los 130 dólares. Lo que modifica los precios es la cantidad de energía eléctrica que consume (mientras menos energía eléctrica consuma, más alto será el precio del anafe), el tamaño y especialmente la marca. Hay también anafes eléctricos que solo tienen una sola hornalla y estos cuestan entre los 30 dólares.

Ahora si estamos pensando en comprar un equipo entero para colocar en la cocina, o una cocina con anafes eléctricos, los precios serán muchísimo más caros, ya que estamos hablando de tarifas que van desde los 500 dólares hasta los 2000. Por su parte, si hablamos de los precios de los anafes a gas, estos serán mucho más económicos que los eléctricos. Por ejemplo, los portátiles con dos hornallas (los cuales generalmente se llevan a campamentos) cuestan desde los 20 dólares un modelo sencillo. Por otra parte, hay algunas marcas que poseen modelos que vienen con el gas embasado lo cual los hace mucho mas prácticos si eres una persona que acostumbra salir de campamento o hacer viajes al aire libre, y estos pueden conseguirse entre los 30 dólares hasta los 150 dólares.

Las cocinas o anafes con juegos completos de 4 a 6 hornallas, pueden estar entre los 1000 y 3000 dólares, dependiendo nuevamente de la marca. En cualquiera de los casos es importante que destaquemos que los anafes son elementos fundamentales en la cotidianidad de nuestras vidas, por ello es que el mercado, en este caso particular nos ofrece una enorme variedad. Además, muchas casas de electrodomésticos te van a ofrecer diferentes tipos de planes de pago para que puedas adquirir los anafes que necesites. Lo importante es que siempre los uses con seguridad, que adquieras una marca confiable y especialmente que revises que todas las conexiones están debidamente hechas.

 
 
  ventas e informes presupuestarios