cafetera francesa  
 

Cafetera francesa

Si en este artículo debemos profundizar el tema de las cafeteras francesas, es importante que conozcamos algunas de las características principales de éstas mismas para tener el tema un poco más claro. Un dato muy importante que no debemos olvidar, es que si bien se llaman cafeteras francesas, no fueron creadas por los franceses, si no que por el contrario, por los italianos. Su nombre se debe a que fueron los franceses los que la emplearon primero y fueron haciéndolas conocidas con el tiempo. Estas se destacan por su fácil uso y resistencia, además de su estética, por supuesto.

 
     
 
 

Un cafe suave y delicioso

En primer lugar, diremos que si bien no es común hablar de “cafeteras francesas”, también podemos nombrarlas mediante otros nombres y nos estaremos refiriendo al mismo tipo de cafetera. Cuando nos referimos a este tipo de cafeteras, también podemos estar hablando de cafeteras de émbolo o de pistón. Muchas personas creen que son tres tipos diferentes de cafeteras, sin embargo, se emplean los tres nombres para referirse a un mismo tipo de cafetera. Una vez que tenemos en claro esto, podremos continuar con el tema de las cafeteras francesas y decir que el café que podemos obtener mediante este tipo de máquinas es sumamente suave y liviano, debido a que permite preparar el café de una manera sumamente fácil y rápida.

Lo que hace este tipo de cafetera es retener todos los aceites y componentes contenidos en el café, por eso es que el café ya preparado es tan suave y tan delicioso. De cualquier manera, es importante saber que este tipo de cafeteras, posee requerimientos especiales. Al tener un filtro amplio, no podremos colocar granos sumamente molidos debido a que se filtrarían y el café quedaría repleto de esos granos. Por eso es que es necesario colocar los granos de café de un tamaño considerable, más grandes que los orificios del filtro, para evitar justamente, que se filtran y pasen al café líquido. En cuanto a la forma de uso de estas cafeteras, debemos decir que lo único que debe hacerse es colocar los granos de café en la zona del filtro y luego verter agua caliente, se tapa la cafetera y luego se esperan unos cinco minutos.

Luego de pasado ese lapso de tiempo, algunas de las más modernas cafeteras francesas nos avisan mediante una luz o un sonido que ya está listo. Luego de ello, tomaremos la especie de prensa contenida dentro de la cafetera y haremos presión para que se escurra todo el café sin permitir el paso de los granos. Cuando finalicemos esta etapa, lo que podemos hacer es verterlo en una taza y tomar el delicioso café. Así de fácil y rápido es el proceso. Es importante que destaquemos, que las cafeteras francesas no son solamente máquinas para elaborar café, si no que también podemos hacer té y otras bebidas preparadas mediante hierbas de varios tipos.

 
 
 
 
 

Practicas y rapidas

Como hemos visto hasta ahora, estas cafeteras son sumamente útiles, podemos tener un café listo en tan sólo cinco minutos, mediante una preparación muy sencilla y no hace falta que preparemos específicamente café, también podemos preparar otro tipo de bebidas. Pero esas no son las únicas características buenas que poseen estas cafeteras, también debemos destacar que su tamaño es sumamente pequeño, por lo que dentro de la cocina o el sitio del hogar en donde las coloquemos, no ocupará ni estorbará el sitio. Si bien podemos encontrar disponibles en el mercado varios modelos de estas cafeteras que varían en aspectos generales como formas, tamaños, diseños, calidades y demás, en términos generales sus tamaños son mínimos para mayor comodidad del usuario.

Este artefacto también contiene una manija, a modo de taza para que podemos sostenerlo al momento de presionar el mortero que se encarga de escurrir el líquido a la perfección. De esta manera es mucho más cómodo y fácil de hacer, aunque debemos destacar que, siempre que compremos una cafetera, sea cual sea el tipo y modelo de las mismas, siempre vendrá con instrucciones incluidas escritas para mayor comprensión del funcionamiento de las mismas. Estas instrucciones en términos generales son muy claras y muchas veces están acompañadas de dibujos o fotografías explicativas para que comprendamos aún mejor la forma de uso y funcionamiento de éstas.

Sin embargo, no es difícil el uso de estos artefactos, aunque siempre es necesario conocer a la perfección el funcionamiento, que muchas veces tenemos que leer una sola vez y bastará para poder comprender y emplear la cafetera a la perfección. Si observamos las fotografías de las cafeteras francesas, podremos comprender mucho más el aspecto general que éstas poseen y sabremos que es muy fácil su uso al igual que el guardado de las mismas. Es una de las mejores opciones por las que podemos optar a la hora de comprar una cafetera, no sólo es fácil de usar, si no que también sumamente económica y funcional.

 
 
  ventas e informes presupuestarios