cafetera profesional  
 

Cafetera profesional

Antes de comenzar a hablar específicamente de lo que es una cafetera profesional, debemos saber que en el mercado existen muchísimas variedades de cafeteras y existen varios factores que determinan el tipo de variedad de éstas, según material con el que estén confeccionadas, tamaños, formas de uso, su diseño, la calidad, marcas, precios, etcétera. Seguramente las más conocidas sean las maquinas de café expresso, específicamente las que están hechas en cobre. Estas son muy antiguas y grandes, pero su café es deliciosos, especialmente el capuchino, además de por supuesto el expresso.

 
     
 
 

Venta online

En las diversas páginas de Internet, exclusivas de los locales de venta de este tipo de artefactos, podremos encontrar muchísima información acerca de las mismas, las que están disponibles a la venta, junto a sus fotografías, sus precios, sus diseños, sus tamaños, sus características particulares, etcétera. Lo bueno es que, en la actualidad, cada vez se emplea más la compra por Internet, y lo que podemos hacer es seleccionar la cafetera profesional que estemos buscando, seleccionarla y solicitar el envío de la misma. En términos generales son máquinas de gran tamaño, por lo que sí o sí se requiere de un transporte especial que soporte el gran peso. Cuando compramos por Internet requerimos medios de pago alternativos, es decir, no podemos abonar en efectivo.

Estas empresas nos ofrecen el pago mediante tarjeta de crédito, de débito, cheque, cuenta corriente, etcétera. Los precios de estos artefactos, son elevados y más cuando se trata de marcas sumamente prestigiosas y conocidas alrededor del mundo por la calidad de máquinas que ofrecen. Ante esto, las empresas de venta de electrodomésticos de variedad de marcas, nos ofrecerán el pago mediante cómodas cuotas. Nosotros, somos los que decidiremos si abonar o no en cuotas a la cafetera, pero en términos generales, es la opción más conveniente. Podemos optar por tres, seis, doce y hasta treinta y seis cuotas, abonando un precio equivalente al valor del artefacto, pero divido por la cantidad de meses en las que hemos decidido abonar las cuotas.

 
 
 
 
 

¿Cual es la mejor?

En el mercado, podemos encontrar una gran variedad de cafeteras, ya sean las simples que se utilizan vertiendo agua caliente sobre una especie de filtro manual, muy similar a una pava, que se coloca sobre una llamada de fuego, hasta hervir. También tenemos a nuestra disponibilidad, cualquier tipo de cafetera profesional que también varían según sus modelos, tamaños y todos los aspectos anteriormente nombrados. Podemos considerar a las cafeteras que se emplean en oficinas, universidades, instituciones que son automáticas. Muchas de estas funcionan mediante cospeles o monedas para poder activar la elaboración de dicho café. Es sumamente común encontrar una cafetera profesional en locales de venta de café de todo tipo y de tortas, bombones, chocolates, turrones, obleas y demás. En estos sitios es sumamente importante tener una de estas máquinas ya que las mismas son de gran porte y pueden elaborarse más de un café a la vez y por supuesto de distintos tipos.

Los sitios en donde generalmente, podemos encontrar una cafetera profesional, son cafeterías, estaciones de servicio, kioscos, clubes, bares, restaurantes, confiterías, etcétera. Estas máquinas están en uso en forma constante y cuando se trata de grandes instalaciones, se requiere de más de una. En estos sitios, las cafeteras de este tipo cuentan con un servicio de reparación las 24 horas del día, ya que al ser elementos utilizados constantemente, es probable que al cabo de un tiempo puedan fallar, es por eso que es tan importante que el servicio de reparación esté disponible en forma constante. Estas máquinas también requieren de un mantenimiento constante, para evitar llegar a la reparación, pero muchas veces es inevitable. Es importante destacar que las mismas contienen un dispositivo especia que lo que haces es controlar la temperatura perfecta y además poseen otro orificio por el que despiden leche, tanto fría como caliente, según lo que nosotros solicitemos. A simple vista, podemos observar que estas máquinas poseen varias fotografías de los distintos cafés, junto a su nombre y una leve descripción del mismo.

Cada una de estas fotografías, posee en sus costados un botón para que nosotros podamos seleccionar el tipo de café que estemos deseando. Antes de ello, debemos introducir una moneda o el valor correspondiente, según lo indique la máquina. También, no debemos olvidarnos de decir que dentro de ésta máquina se encuentran los vasos en donde se colocará el café que seleccionamos. Muchas veces el mecanismo es ese y muchas otras también somos nosotros los que debemos tomar el vaso y acercarlo al orificio expendedor del café. En términos generales una cafetera profesional, siempre debe tener indicaciones o instrucciones para guiar al cliente, recordemos que son máquinas que se emplean pura y exclusivamente para sitios de alto tránsito. Los precios que manejan estas máquinas no son elevados, supongamos que por unidad los mismos cuestan aproximadamente unos dos dólares como muchísimo. El tamaño de los cafés que expenden estas máquinas es estándar, no es ni muy pequeño ni muy grande. Es para tomar un café en un momento de descanso, de tiempo libre, un recreo del trabajo, de estudio y demás. Nada mejor que un café, para distenderse y nada más fácil y rápido que una máquina de este tipo.

 
 
  ventas e informes presupuestarios