cafeteras automaticas  
 

Cafeteras automaticas

Las cafeteras automáticas son el sueño de todo amante del café, ya que nos simplifican el acto de prepararlo en unos simples y rápidos pasos. Se trata de unos equipos eléctricos profesionales que pueden preparar las más deliciosas bebidas de manera totalmente automática con el uso directo de granos enteros de café. Esto significa que la maquina misma se encarga de moler el grano, compactarlo y servirlo en un mínimo transcurso de tiempo. Se pueden preparar, mediante el agregado de otros ingredientes, todo tipo de variantes de esta infusión, como café expresso, cappuccino, cortados, etcétera.

 
     
 
 

Las más vendidas

Existen varios modelos de cafeteras automáticas, entre los cuales podemos distinguir las de tipo semi automáticas, las automáticas y las súper automáticas. Las de primer tipo requieren un cierto grado de trabajo por parte del usuario ya que se dedican a solo una parte del preparado del café, a diferencia de los otros dos modelos, en las que el café se prepara solo. Las máquinas de café automáticas y súper automáticas controlan el nivel de agua requerido para preparar la cantidad de café solicitada, controlan la molienda de los granos y el grado de extracción. Usted se estará preguntando cómo es el funcionamiento de cada uno de estos tipos de cafeteras, para poder elegir entre ellas la más conveniente.

Le contamos aquí las diferencias entre cada una de ellas: en el caso de la cafetera semi automática, la preparación del café no es un cien porciento automática, ya que el usuario debe realizar ciertas acciones, tales como moler el grano de café, dosificar la cantidad de agua y granos, prensar el café y controlar manualmente su extracción. En este tipo de máquina de café, la misma se encarga de generar presión sobre el agua por medio de una bomba, y el sobrante de la misma se elimina luego de preparada la bebida por medio de unas válvulas. Por otro lado, la cafetera automática, es en la que la diferencia fundamental con la anterior se encuentra en que se puede programar el volumen del agua requerida y el tiempo de extracción del café.

Sin embargo, el usuario es quien también debe encargarse de la molienda de los granos y el prensado. Por último, la mejor opción en cuanto a tiempo de realización del café y menor cantidad de tareas que debe realizar quien prepara el café, es la cafetera súper automática, en la que la molienda, la presión y la extracción están totalmente automatizadas. Lo único que debe realizar el usuario es la administración y suministro de los granos de café y del agua. Existen, dentro de las cafeteras súper automáticas, unos novedosos modelos de cafeteras que se pueden conectar directamente a la red de agua y recibir esta de forma directa. Otros modelos poseen también accesorios como el nivelador de temperatura para la extracción, dosificador de café, nivelador de agua, entre otros.

 
 
 
 
 

¿Qué ventajas poseen?

Cuando se habla de cafeteras automáticas seguramente se pregunte cuál es la ventaja de estas sobre las cafeteras manuales, y por qué habría de comprar una automática siendo mas cara que las manuales. Pues aquí le daremos algunas razones para ver los pros y contras de cada tipo. Claro que la mejor y principal ventaja de las cafeteras automáticas es que preparan el café de manera casi instantánea y sin requerir esfuerzo alguno por parte del usuario. A este respecto es por lo cual se las recomienda para negocios o bares donde sea necesario preparar una cantidad de café importante con rapidez. Por ejemplo, en las cafeterías, en los quioscos o estaciones de servicio se pueden encontrar estas máquinas. Existen diversos modelos de cafeteras con las que se puede preparar una cantidad variable de tazas de café, algunas pueden preparar desde 75 tazas por día y otras pueden realizar la misma cantidad en tan solo un par de horas.

Sin embargo, por otro lado, se encuentra el factor de la calidad, es decir el del sabor del café. Muchas personas no gustan del café preparado en las máquinas automáticas tanto como el de las cafeteras manuales. Cuando la cafetera automática no es de buena calidad y no se limpia regularmente suele acumular los granos viejos de café que además pueden estar quemados, lo cual no le deja un buen sabor a la bebida. En cambio, en las manuales, se debe cambiar el filtro de café con bastante regularidad, prácticamente cada vez que se debe preparar una nueva tanda de café. A veces la mejor opción es la búsqueda de un equilibrio entre un buen café, que puede ser tranquilamente bien preparado tanto por una cafetera automática como por una manual, y un café preparado en poco tiempo, de lo cual se encargará la maquina eléctrica de café. Por eso, se recomienda su limpieza regular de manera que nuestra cafetera automática siempre prepare los mejores cafés.

 
 
  ventas e informes presupuestarios