comprar copas  
 

Comprar copas

A lo largo de la historia, la copa ha sido el elemento de preferencia de la mayoría a la hora de optar por una herramienta para beber líquidos. Se cree que las copas comenzaron a ser utilizadas aproximadamente tres mil años antes de Cristo, en el Antiguo Egipto; las copas eran principalmente de metal, aunque también las había de barro y de madera, y eran entregadas a los invitados más importantes para agasajarlos durante sus visitas. El nivel de decoración de las copas era equivalente al nivel social de aquellos que bebían de ellas; las copas con incrustes de piedras preciosas eran utilizadas por los ricos mientras que los menos afortunados utilizaban copas o simples cuencos de barro.

 
     
 
 

¿Cuales son las mas usadas?

Las copas se volvieron un elemento común utilizado por todos cuando los ingleses descubrieron el cristal transparente y el vidrio comenzó a innovar nuevamente como material. De esta manera comenzaron a fabricarse más y más elementos de vidrio, hasta que las copas de metal o de barro fueron siendo olvidadas. Hoy en día la mayoría de las copas están hechas de cristal, si bien también existen, y cumplen una función más decorativa que útil, las de madera o de plata. A la hora de comprar copas, son muchos los elementos que deben tenerse en consideración; el más importante de ellos es, sin duda, que tipo de copa es la que se está buscando. Las copas se clasifican según su material y según el tipo de bebida que se bebe de ellas. Dado que todas las copas de las que hablaremos a continuación son de cristal, al hablar de tipo nos referimos a la bebida para la que está destinada originalmente esta copa.

Los tres tipos de copa más comunes son las copas de vino tinto, las de vino blanco y las de agua. Las tres se caracterizan por tener un cáliz considerable; en el caso de la copa de vino tinto, este es alto pero abombado, y es el más amplio de los tres; la copa de agua se sirve normalmente acompañando la copa de vino tinto, y es ligeramente menor a la misma en ancho y en altura. La copa de vino blanco, finalmente, es algo mas angosta y alta que la de vino tinto, ya que esta forma es la mejor para conservar la temperatura del vino blanco, el cual se bebe más frio que el tinto. Además de estas tres copas se encuentran también las copas de champagne, las cuales le siguen en tamaño. Existen tres variaciones de este tipo de copa. La primera es la tradicional, y posee una copa ancha y de poca profundidad, la cual era originalmente utilizada para brindis; hoy en día, esta copa suele utilizarse mas para tragos helados en vez de champagne.

Luego se encuentran la copa tulipa y la copa flauta, las cuales son muy parecidas en su forma, diferenciándose únicamente en que la copa tulipa se angosta a medida que se acerca a la base, mientras que la copa flauta mantiene siempre el mismo ancho de copa. Luego nos encontramos con las copas para licor, las copas de brandy, al igual que el resto de las copas para cocteles. Este tipo de copas son menos utilizadas que las anteriormente mencionadas, pero esto no significa que sean menos necesarias. Son menores en tamaño a las de vino, y se diferencian las unas de las otras por la forma de la copa, la cual está pensada para destacar los elementos característicos de cada una de estas bebidas. Los tamaños de cada una de estas copas fueron establecidos según la medida tradicional que se sirve de cada bebida, de modo que se pueda beber de forma prudente, disfrutando de la cantidad perfecta de licor.

 
 
 
 
 

Detalles a tener en cuenta

Una vez establecido el tipo de copa que se desea adquirir, debe pensarse en los detalles. Aunque se haya decidido, por ejemplo, comprar copas para vino, la variedad de opciones no termina allí. Dentro de las copas de vino existen otras especificaciones, por lo que se debe estar seguro de si se busca una copa transparente o de color, decorada o lisa, de vidrio o de cristal. Ya entonces cuando se sabe qué tipo de copa y con qué diseño se quiere comprar, entonces llegamos al último paso de la lista, encontrar donde comprar sus copas. Son muchas las opciones a la hora de hacer esta compra; si lo que se buscan son precios bajos, entonces las mejores opciones son los grandes supermercados, en la sección para el hogar, o los bazares. Ambos lugares ofrecen buenos precios por copas estándar, pero no se caracterizan por poseer una gran variedad de copas, o porque las mismas sean de buena calidad. Si lo que se desea es tener muchas opciones de las que elegir sin preocuparse por la calidad de las mismas, el lugar perfecto para comprar sus copas puede ser un bazar gastronómico o una vinería, ya que estos lugares se especializan en vender esa clase de productos y aseguran variedad y calidad, si bien sus precios son más elevados que los de un supermercado o bazar común.

 
 
  ventas e informes presupuestarios