copas de plata  
 

Copas de plata

Hoy podemos encontrarnos con una gran cantidad de elementos que son imprescindibles para nuestra forma de vida cotidiana. Sin embargo, con el tiempo fueron modificándose de tal modo que se fabrican en otros materiales, más comunes, más simples y reciclables, o por demás descartables, que serian los que se encuentran en muchísimos sitios. Más allá de todo esto, los diseños de muchos de estos fueron basados en antiguos elementos que poseían el mismo fin. Como es el caso de las copas de plata, aunque se siguen usando, ya no se fabrican en este material.

 
     
 
 

¿Por que dejaron de usarse?

Hoy en día aun siguen utilizándose pero de un modo más exclusivo de lo que pensábamos. Es decir, en la antigüedad se utilizaban las copas de plata como elementos de uso cotidiano por la falta de ciertos materiales descubiertos tiempos después. De ahí que hallamos similitudes en relación a la funcionalidad de estos pero se diferenciarían al respecto de los materiales y el tiempo de uso. El cambio que llevo a la utilización de nuevos materiales y elementos, reemplazando a las copas de plata seria ni más ni menos que el inicio de la edad moderna. Para poder entender un poco más sobre estos elementos deberíamos someternos a un poco de historia al respecto, para así poder entender el uso dado durante el auge de su invención, la exclusividad de entonces y como es que se relacionan a nuestras sociedades hoy en día.

Cuando hablamos de las copas de plata deberíamos tener en cuenta que dentro de las mismas existe una especie de relación histórica entre estos y las personas. Anteriormente, durante toda la edad media, estos tenían un uso más que exclusivo. Es decir, ante la falta de materiales que las compongan para un uso más prolongado se usaban materias primas muy difíciles de conseguir, a diferencia que lo que hacemos hoy en día. Esto podríamos tener en cuenta que era el principio de lo que llamamos la diferenciación de clases, las cuales se dictan desde tiempos muy lejanos. Hoy podemos decir que las diferencias entre sociedades son bastantes relacionadas a las cuestiones económicas, en donde las personas no tienen como base el ingreso económico. Esto es muy diferente a aquella época media, ya que las diferencias de clases actuales estarían ligadas a las dimensiones de las propiedades o a las maquinarias con las cuales se realizan los modos de producción.

 
 
 
 
 

Historia de las copas

En la edad media, estas diferencias de clases eran mucho más simples, en donde solo estaban los pobres y los ricos, o en todo caso las personas con relaciones institucionales como la iglesia. Uno de los elementos que marcaban una clase por sobre la otra eran las copas de plata ya que no todas las personas podían hacer uso de estas. Deberíamos tener en cuenta que la mayoría de las personas que vivían entonces no poseían elementos que pudieran salir más baratos como los que se encuentran hoy en día, por darle un nombre seria el plástico o los derivados del vidrio. En estas épocas solo se poseían dos formas de distinguir a las personas según sus clases, los elementos personales y las vestimentas, como señales primarias ante la clase de persona con la que nos encontrábamos. Las de la más alta sociedad poseían, por ejemplo, vajilla de metales caros como las copas de plata, y las personas pobres solo hacían uso de estos elementos pero de materiales más baratos y simples de conseguir como la madera o los metales más compuestos de baja calidad.

Esto no quita la posibilidad de que una persona pudiera tener en su poder elementos que tuvieran como base a la plata, pero por necesidad duraban poco tiempo en sus manos ya que se vendían. Las personas de la más alta clase podían conservar a sus copas de plata, por ejemplo, dado que no necesitaban aumentar sus ingresos ya que la mayoría de estos se conseguían por medio del comercio feudal. Es ahí que encontramos las primeras copas de este estilo por las que se llegaron a conservar algunas en buen estado, tesoro de muchos coleccionistas, y otras que fueron halladas en muchos sitios en donde se acostumbraba a dejar sus desechos, ya que las clases más altas no hacían provecho de lo importantes del material, como una especie de derroche de metales preciosos.

En la actualidad podemos encontrarnos con la existencia de estas copas de plata, por lo que deberíamos tener en cuenta que su inicio se remonta desde aquel entonces. Por esto mismo, tengamos en cuenta que la mayoría de las personas que hoy en día usa las copas de este estilo tienen el beneficio de una fácil adquisición, sin la necesidad de papeles que lo permitan. Esto es aclarado ya que en la edad media se necesitaba el permiso o el derecho a poseerlas. Hoy las copas de plata tienen poco uso en relación a las funcionalidades desde su comienzo. Es decir, muy rara vez podemos ver que son usadas para consumir líquidos, sino como elementos de belleza por los grabados o por el simple motivo de conservar un elemento de valor.

 
 
  ventas e informes presupuestarios