juego de copas  
 

Juego de copas

La degustación y el disfrute de un buen vino son un arte que muchos a lo largo del mundo disfrutan. Sin embargo, para hacerlo es necesario poseer las copas adecuadas para resaltar las cualidades específicas de cada bebida. Cada copa está pensada especialmente para resaltar las características de las bebidas para las que son preparadas, por lo que utilizar la copa equivocada puede resultar menos placentero que utilizar la correcta. Para un mejor disfrute de la bebida, lo mejor es saber y poseer las copas más básicas, como lo son la copa de vino blanco, la de vino tinto, la de champagne, la de coctel y la de licor, por ejemplo.

 
     
 
 

¿Cuales debo comprar?

Poseer una copa de cada tipo es la solución perfecta a los problemas si se desea disfrutar de sus bebidas de forma individual; ahora, si es usted una persona a la que le gustan los encuentros sociales e interactuar con otras personas, entonces es probable que poseer tan solo una copa de cada tipo no sea suficiente. La solución a esto, por supuesto, son los juegos de copas. Un juego de copas es básicamente un conjunto de copas que siguen un diseño o una temática, ya sea idéntico o similar, y de esta manera “hacen juego”, es decir que combinan las unas con las otras. En general los juegos de copas incluyen entre seis y doce copas que tienen algún elemento que las relaciona las unas con las otras. En el caso especifico de las copas de vino, estas suelen ser idénticas en los juegos.

Si bien otras copas se caracterizan por ser similares entre sí pero no completamente iguales, las copas de vino siguen, en general, el mismo diseño y la misma forma. Exceptuando excepciones, los juegos de copas de vino poseen un número de copas idénticas, en general de cristal transparente, con la misma apertura y altura. Lo mismo sucede con las copas de champagne y las de vino blanco. Las copas de agua normalmente acompañan a la copa de vino tinto, por lo que en general sucede que los juegos de copas de vino incluyen también un set de copas de agua, muy similares a las de vino pero de un tamaño menor y un diseño ligeramente diferente. Las copas para cocteles, dada la naturaleza de su uso, suelen ser las menos tradicionales en cuanto a diseños.

Dado que hay múltiples tipos de tragos y cocteles, la variedad de copas destinadas para estas bebidas es muy amplia. Los cocteles no requieren un tipo de copa específica que resalte su sabor o su textura, sino que simplemente necesitan copas o vasos de gran capacidad y que mantengan la temperatura de la bebida; cualquier otro detalle es considerado libre, ya que la forma específica, el abombado de la copa y el largo del tallo son libertades que se toma cada fabricante de copas. Es por esto que los juegos de copas para cocteles son tan diferentes los unos de los otros. Los hay de diferentes colores y tamaños, con y sin dibujos o grabados, y con diferentes formas de copa y de tallo. Existen juegos de copas para cocteles cuyas copas poseen pies de colores, o cuyos pies tienen forma ondulada o cuyos bordes están decorados con algún color.

 
 
 
 
 

Diseños modernos y novedosos

En el caso de los juegos de copas más innovadores, las copas siguen una misma línea de diseño pero no son necesariamente iguales las unas a las otras. Existen juegos de copas en los que cada copa es de un color diferente, o posee un tallo de diferente color. También hay juegos que poseen copas de todos diferentes tamaños, o diferentes formas, pero siempre siguiendo una línea que permite darse cuenta que, aunque las copas no sean idénticas, forman un set en conjunto. Si bien no son tan comunes, también existen juegos de copas en los que cada copa posee un grabado diferente; estos en general siguen una temática y todos los dibujos están relacionados entre sí, pero son totalmente diferentes los unos a los otros.

Existen también juegos de copas que no apuntan a la cantidad si no a la variedad, es decir, que poseen una variedad de copas diferentes entre sí; la diferencia entre esos juegos de copa y los anteriormente mencionados es que las copas no se diferencian entre sí según su diseño, si no que se diferencian según su tipo. Esta clase de juegos posee una copa de cada clase, por ejemplo de vino, de champagne o de licor. A pesar de ser diferentes en su tipo, todas estas copas siguen el mismo estilo y diseño.

Si bien son todas diferentes entre sí, su color, decorado o incluso simplemente el acabado del cristal permite darse cuenta que forman parte del mismo juego. Los juegos de copas son un regalo ideal para cualquier persona que disfrute del buen beber, sin importar de que manera. Si se trata de alguien que disfruta beber en compañía, un gran juego de copas de vino serviría perfectamente y si, en cambio, es una persona ocupada que prefiere beber por su cuenta, los juegos de copas que se enfocan en la variedad y poseen una copa de cada tipo serian un perfecto regalo de cumpleaños.

 
 
  ventas e informes presupuestarios