venta de copas  
 

Venta de copas

Se utiliza el nombre de copa para referirse a cualquier recipiente o vaso que posea un pie, también conocido como tallo, y cuya función sea contener líquido para beber. La historia de las copas comienza hace aproximadamente cinco mil años, en el Antiguo Egipto, donde copas de plata y oro eran utilizadas como agasajo para recibir a los invitados, sirviéndoles una copa de vino. Estas copas solían ser labradas, decoradas con incrustaciones y grabados de distintos tipos. En esa época, la venta de copas era casi nula, ya que solo aquellos de mucho dinero podían darse el lujo de obtenerlas, por lo que el número de personas con acceso a las mismas eran considerablemente bajo.

 
     
 
 

Variaciones de precios

Con el paso del tiempo y la aparición de la técnica de soplado de vidrio esto cambio considerablemente, ya que los precios de las copas comenzaron a bajar. Lentamente, a medida que se fueron mejorando las técnicas de soplado, el precio del vidrio bajó y consecuentemente lo hizo el de las copas, de modo que estas se volvieron accesibles para la mayoría. Así es como comenzaron a surgir nuevos diseños de copas, de diferentes tamaños, con grabados e incrustaciones e incluso con cristales teñidos de colores. De esta manera es como se empezaron a desarrollar los modelos de copas que conocemos hoy en día, los cuales están diseñados para que cada tipo de bebida tenga una copa asignada. Al hablar de venta de copas, la más mas vendida en mundo es la copa de vino tinto; esta posee una copa ancha, cuya cavidad es amplia y abombada, y un pie largo y elegante.

Generalmente, cuando se sirve una copa de vino tinto, se la acompaña con una copa de agua, por lo que las mismas son también utilizadas comúnmente, tanto en el hogar como en bares y restaurantes. La copa de agua es ligeramente menor a la de vino, y posee una copa igual de ancha pero menos abombada. De un tamaño parecido encontramos la copa de vino blanco, la cual es algo mas angosta y larga que las otras dos mencionadas, de manera que conserve la temperatura de la bebida ya que, a diferencia del tinto, el vino blanco suele beberse frio. Luego de las copas de vino se encuentran las de champagne, las cuales se dividen en tres tipos: tradicional, flauta y tulipa. La tradicional ya no es tan utilizada como solía serlo ya que se descubrió con el tiempo que su forma causa que se pierdan las burbujas del champagne con mucha rapidez.

Esta copa es ancha y poco profunda, y en la actualidad se utiliza mas para tragos que para champagne. Luego se encuentra la copa tulipa, la cual es la más utilizada para bebidas espumantes, ya que es estrecha y alargada, de modo que evita la perdida de burbujas del champagne. La última de las copas de champagne es la copa flauta, la cual es muy similar a la tulipa y se caracteriza por tener más capacidad y ser menos estrecha que esta. Finalmente nos encontramos con las copas para cocteles, las cuales abarcan una gran variedad, como las copas para brandy, para jerez, las copas para margarita e incluso los vasos highball o zombie, los cuales son utilizados para tragos largos.

 
 
 
 
 

¿Cuáles son las más vendidas?

La venta de copas es un tema relativamente delicado, ya que se venden de forma muy diferente según su tipo y su material. Las copas de vino pueden ser adquiridas en una gran variedad de lugares mientras que las de cocteles, por ejemplo, se venden exclusivamente en ciertos negocios. No solo esto, sino que el material del que están hechas también influye, ya que no es lo mismo comprar copas de cristal que copas de plástico descartable. Las copas pueden ser adquiridas tanto individualmente como en sets, ya sea de dos, cuatro, seis e incluso hasta doce copas, dependiendo del tipo. Las copas de licor, al igual que los vasos de whisky, son normalmente vendidas en forma individual, ya que las bebidas que se beben de ellas no son bebidas sociales, a diferencia de las copas de champagne, por ejemplo, las cuales en general son vendidas en conjunto.

Si se desea comprar copas de vino, entonces puede hacerse tanto en grandes supermercados como en bazares, siempre y cuando la prioridad sea precio y no calidad. La venta de copas en estos lugares se caracteriza por ofrecer precios bajos para productos estándar, sin demasiada variedad de los mismos. Si se busca copas de vino de buena calidad, los lugares que se especializan en la venta de este tipo de copas son las vinerías y los bazares gastronómicos. Estos lugares garantizan productos de buena calidad, y una gran variedad de copas de cristal, en vez de las de vidrio que pueden ser encontradas en los supermercados. Para comprar otra clase de copas, como por ejemplo de brandy o de licor, lo mejor es acudir a una cristalería. Estos lugares se caracterizan por vender exclusivamente productos de cristal, por lo que suelen ofrecer la mayor variedad, sin mencionar buena calidad de cristal.

 
 
  ventas e informes presupuestarios