estuches para cubiertos  
 

Estuches para cubiertos

Los estuches para cubiertos están diseñados para proteger a los mismos y evitar que estos se rallen, doblen o, en el caso de los cuchillos, pierdan el filo al entrar en contacto con otros elementos de metal. Existen múltiples tipos de estuches, dependiendo tanto de la clase de cubiertos que se está protegiendo como la calidad de los mismos y el motivo por el que se están protegiendo. Hay estuches para cubiertos de mesa comunes, al igual que los hay para cubertería de plata, por ejemplo, para ocasiones especiales, pero existen también estuches creados especialmente para cuchillos de colección, los cuales se destacan por sus decoraciones.

 
     
 
 

Para conservarlos como nuevos

Los estuches para cubiertos más conocidos son los que se utilizan para guardar la cubertería de plata; esos estuches que suelen aparecer en los comedores de las casas antes de una cena importante o cuando se aproxima la navidad. Son normalmente negros o de colores oscuros, y es muy común que sean en forma de caja y posean en su interior lugares especiales para cada uno de los cubiertos. Este tipo de estuche es el que se obtiene normalmente al comprar un juego de cubiertos, y su diseño es relativamente básico. En estos casos, los estuches están normalmente hechos de cartón fortificado o plástico, y es muy común que estén recubiertos con terciopelo o a alguna tela similar tanto en el exterior como en el interior, para proteger los cubiertos.

Además de estos, hay también múltiples tipos diferentes de estuches, tanto individuales como para juegos de cubiertos. Los individuales son específicamente para cuchillos, y son normalmente de cuero, si bien los hay además de distintos tipos de tela e incluso tejidos. Pueden tanto estar creados para proteger la hoja del cuchillo al guardarla, para evitar que se raye o desafile, como también pueden ser estuches para transportar cuchillos. Normalmente esta clase de estuches posee una correa o cinto, o un broche para ser enganchado a un cinturón o a las presillas de un pantalón, de forma que el cuchillo quede asegurado a la altura de la cadera.

Poseen en general una solapa con botón que mantiene el estuche cerrado pero permite un rápido acceso al cuchillo en caso de que sea necesario. Esta clase de estuches es comúnmente utilizada para cuchillos de caza. Los estuches para juegos de cubiertos son los que ofrecen una mayor variedad. Los hay de madera, en forma de caja, con ranuras especiales para cada cubierto; también existen estuches de plástico forrado, e incluso los hay de tela. Todos estos estuches están creados para proteger los cubiertos de la tierra, humedad y cualquier otro elemento que pueda atentar contra su bienestar.

 
 
 
 
 

Estuches especiales

En el caso de los cuchillos de colección, sin embargo, los estuches van mucho más allá que tan solo servir como protección para los mismos. Estos estuches son tan vistosos como los propios cuchillos, y están creados para resaltar las cualidades del cuchillo cuando se está mostrando, y para mantenerlo en un lugar digno cuando está guardado. Esta clase de estuches son los más ostentosos de todos los tipos de estuches que hay; sus materiales varían desde madera a cuero, e incluso los hay de piedra, y suelen coincidir con los materiales del mango del cuchillo en cuestión. Dado que la parte visual es una de las más importantes, los estuches para cuchillos de colección suelen estar tan decorados como los cuchillos, e incluso más que estos. Los de madera suelen estar gravados, con diferentes diseños según el tipo de cuchillo.

También los hay con incrustes de piedras preciosas u otros materiales. Algunos estuches poseen también enchapados de metal a forma de decoración, o con la fecha de fabricación o el nombre del dueño del cuchillo. Cuando se trata de cuchillos de colección, los estuches son extremadamente importantes, ya que el nivel de decoración y agregado que tienen los mismos refleja la calidad del cuchillo. Los estuches también funcionan como protección a la hora de transportar dichos cubiertos. Hay estuches de plástico, no considerablemente grandes, preparados para guardar y transportar cuchillos, tenedores y cucharas. Hay de diferentes tamaños, desde individuales, en los que se puede colocar uno de cada tipo, hasta estuches para juegos de cubiertos, en los que se pueden guardar una gran cantidad de los mismos.

Este tipo de estuche no es normalmente utilizado en las casas para guardar los cubiertos, si no que se usa exclusivamente para trasladar los mismos; ya sea para utilizarlos en una comida al aire libre o para una mudanza, estos estuches permiten transportar los cubiertos asegurándose que no se arruinen ni se pierdan, y evitando posibles accidentes con las puntas de los mismos. Dado que todos los tipos de estuches para cubiertos son tan diferentes entre sí, los lugares en los que pueden adquirirse también lo son. Si se está buscando estuches de plástico, el mejor lugar para comprarlos es un bazar; si se desea algo un poco más elaborado en cuanto a diseño y materiales, la mejor opción son los bazares gastronómicos, y si en cambio se desea adquirir estuches de cuero, el lugar para hacerlo es una talabartería.

 
 
  ventas e informes presupuestarios