soportes para cuchillos  
 

Soportes para cuchillos

Los soportes para cuchillos son un elemento imprescindible de toda cocina que, sin embargo, suelen ser olvidados o poco reconocidos por la mayoría. Su función es simple, hacer de soporte para cuchillos, de una manera organizada y que no dañe el filo. El guardar cuchillos en un cajón o junto con el resto de los utensilios de cocina puede parecer la forma más cómoda y fácil de tener una cocina ordenada, pero no es la mejor de las opciones. Comenzando por el bienestar de las hojas, no es recomendable guardarlas en un cajón, ya que el movimiento de los otros elementos metálicos puede causar que se desafile.

 
     
 
 

¿Por que usarlos?

Suele suceder que, por falta de espacio, en los cajones de cubiertos la hoja de los cuchillos se curve o pierda la punta, arruinándose antes de tiempo. Tener los cuchillos en un cajón puede también resultar peligroso, sobre todo si se tienen niños en la casa. Para evitar accidentes y tener una cocina más ordenada existen numerosos tipos de soportes para cuchillos, creados especialmente para facilitar el uso y, por qué no, agregarle estilo a su cocina. Dentro de los soportes básicos, los que se destacan por su comodidad y diseño son los de madera. También conocidos como tacomas, se caracterizan por su forma compacta, generalmente cilíndrica o rectangular, cortada angularmente para permitir un mejor acceso. Según su precio, suelen ser de madera o fibro-fácil, y poseen ranuras profundas en su cara principal, acomodadas para colocar los cuchillos según su tamaño.

Existen incluso algunos modelos que ofrecen una estructura desmontable para mejor limpieza de la madera, evitando así que los cuchillos se humedezcan u, dependiendo de su material, oxiden. A la hora de obtener uno de estos soportes, suelen venderse tanto en locales de utensilios de cocina como en salones gastronómicos e incluso vinotecas. Pueden también ser fabricados a la medida y forma que cada uno desee. Los únicos recaudos que se deben tener es que la madera este bien barnizada para evitar que se forme moho o algún otro hongo que pueda percudir tanto el soporte como los cuchillos. Consultando a un carpintero o sacando el modelo de uno ya existente, fabricar su propio soporte no es tan difícil. Si se tienen las herramientas necesarias, puede ser una actividad relajante y entretenida que resultara en un producto casero y original.

 
 
 
 
 

Diseños modernos y extravagantes

Si, en cambio, lo que se busca es innovar, o se desea un producto de diseño para complementar su cocina, son muchas las alternativas que se ofrecen para los soportes de madera tradicionales. Los soportes magnéticos son de los más vendidos en las casas de diseño, y sus formas y tamaños son variados e innovadores. El modelo más común es aquel que simula la forma de los soportes de madera, pero que, en vez de poseer ranuras en las que introducir los cuchillos, está fabricado con un material imantado al que los cuchillos se adhieren fácilmente. Una de las ventajas de los soportes magnéticos es que ocupan un menor espacio que los de madera, pueden lavarse con facilidad y le dan un toque ingenioso y moderno a cualquier cocina. Por otro lado, una gran desventaja es que, como cualquier elemento magnético, es posible que con el tiempo los imanes dejen de funcionar, causando que los cuchillos se desprendan de la superficie; esto puede no solo dañar los cuchillos, sino que también podría resultar en un accidente.

Existen formas de volver a imantar la placa magnética y recuperar la funcionalidad de estos soportes, pero es un evento a tener en cuenta que no es necesario con otros soportes. Por supuesto, existen también aquellos soportes que van más allá de la funcionalidad y buscan innovar en la cocina con formas y diseños únicos e impresionantes. Algunos implementan otros materiales y se mantienen en su diseño clásico, como el soporte ideado por Martin Robitsch, quien ofrece una carcasa rectangular de pino, rellena de púas de bambú. Es un diseño ingenioso y ecológico sin dejar de ser funcional y agradable a la vista. Eva Solo ofrece una opción similar con su soporte de aluminio, el cual posee láminas de plástico en su interior para proteger las hojas de los cuchillos.

Este modelo puede ser colocado vertical u horizontalmente, e incluso incluye un pie para ser ubicado de forma inclinada, generando un ángulo de acceso más cómodo. Para aquellas personas amantes del diseño con humor un poco macabro, hay dos soportes de cuchillos que no paran de sorprender. El primero es el modelo Vodoo, ideado por Raffaele Ianello, que es de plástico moldeado básicamente en la forma de un muñeco. Este modelo consta con cinco ranuras a lo largo de su cuerpo en las que se colocan los cuchillos, simulando así un muñeco Vodoo apuñalado. Llevando lo macabro incluso más lejos, el diseñador holandés Maarten Baas creó un soporte de cuchillos con la forma de una cabeza humana. Este objeto es de madera y posee las ranuras en la parte superior de la cabeza. Es una idea diferente e ingeniosa pero del cual, lamentablemente, existe uno solo, y se encuentra ubicado en la casa de su creador.

 
 
  ventas e informes presupuestarios