nuevas dietas para engordar  
 

Dietas para engordar

Cuando se habla de dietas lo más común es que se mencionen las dietas para bajar de peso, pero hay personas que necesitan aumentarlo y deben realizar alguna dieta para engordar. Para subir de peso hay que consumir más calorías de las que se gastan, pero se debe tener en cuenta que para ello no es necesario alimentarse con comidas ricas en grasas, postres o pasteles ricos en azúcar, o suculentos platos de pastas con diversas salsas, o comidas con muchos condimentos. Las dietas para engordar deben estar equilibradas de acuerdo a la tolerancia del paciente, al estilo de vida que lleva, a la edad, al género, y a otras cuestiones relacionadas con la alimentación.

 
     
 
 

¿Cómo encararla?

Una dieta para engordar debe ser abordada de la misma manera que se programa una dieta para adelgazar. Es importante saber que una dieta para engordar resulta más compleja que una dieta para adelgazar. Para aumentar de peso no solamente se tiene en cuenta la cantidad de comida que se ingiere, sino también diversos factores como, la reacción del organismo, el stress, la predisposición anímica que tenga el paciente, y su estado psicológico frente al cambio de alimentación.

En los programas que se ofrecen en las dietas para engordar, se planifican alrededor de cinco comidas diarias, que comienzan con el desayuno y terminan con la cena, intercalando porciones de alimentos entre las comidas principales, llegando a cinco. En estas dietas está permitido adicionar ciertos alimentos como nueces, almendras, pasas de uva, y otros similares, entre las comidas, como también en ciertos casos se puede consumir jugos de frutas. Es recomendable beber bastante agua, debido a que se consumen más alimentos de los habituales, y el organismo debe acostumbrarse a ello. Beber dos litros de agua o quizás un poco más, ayuda a que la dieta no tenga efectos pesados en el organismo.

En las dietas para engordar se pueden consumir todo tipo de alimentos, que en las otras dietas están prohibidos, como por ejemplo, el pan, las harinas, las cremas, la mayonesa, las patatas, y las frutas ricas en azucares, como las ciruelas, y otras. Si bien, esta todo permitido en una dieta para engordar, el plan de alimentación debe ser estrictamente equilibrado, para no forzar al aparato digestivo. Las frutas y las verduras no contienen muchas calorías en sí mismas, pero son indispensables que éstas se agreguen a la dieta para estabilizar la digestión.

 
 
 
 
 

Cantidad de calorías

Es importante llevar un control de las calorías que se consumen, se puede comenzar con una dieta que tenga alrededor de 2000 a 2200 calorías, y luego se puede ir aumentando hasta llegar a un límite de 2500 calorías diarias. Se recomienda que para seguir una dieta para engordar, el paciente tenga la supervisión de un especialista en nutrición, y en otros casos la supervisión médica, seria la adecuada, debido a que a veces se debe adicionar algún suplemento dietario, para fortalecer la dieta, teniendo en cuenta el estado de la masa muscular del paciente.

Todas las dietas se basan en la cantidad de calorías que se consumen, en relación con la cantidad de calorías que se gastan dependiendo de los factores de vida de las personas, esto también se relación con la función del metabolismo de cada organismo. Por eso una dieta para engordar se planifica de acuerdo a las calorías para que las personas vayan aumentando de peso gradualmente y no sentirse afectados con la dieta. El tiempo de duración de una dieta va en función de cada organismo, y una vez terminada, es importante asimilar los nuevos hábitos de alimentación para comer sano y equilibrado, manteniendo el peso alcanzado.

 
 
  ventas e informes presupuestarios