dietas personalizadas sanas  
 

Dietas personalizadas

Las dietas personalizadas están confeccionadas para tratar todo tipo de patologías, y permiten elaborarlas con una gran variedad de recetas adecuadas para cada organismo. Para contar con una dieta personalizada se debe recurrir a especialistas que elaboren un programa de alimentación, de acuerdo con las necesidades de los pacientes y al gusto particular de cada uno. Los programas de dietas personalizadas son utilizados por personas que necesitan de un experto en nutrición que los asesore, para mejorar su calidad de vida nutricional y les brinde los conocimientos al respecto, de esa manera se puede controlar el estado en que se encuentran los integrante de una familia o bien cada individuo en particular.

 
     
 
 

Estudios necesarios

Para una mejor atención, es conveniente realizar exámenes físicos para detectar si existe alguna patología que deba ser resuelta con una dieta. La importancia de la nutrición se ha ido incrementando con el tiempo ya que tiene como finalidad mejorar la calidad de vida de las personas. Una nutrición equilibrada apunta a cambiar los malos hábitos alimenticios y reemplazarlos por las buenas costumbres en la alimentación. Para ello se ponen en práctica los conocimientos adquiridos por los nutricionistas. Una dieta personalizada comienza con la evaluación del estado nutricional del paciente, teniendo en cuenta la edad, el género, su estado de salud, y las actividades que realiza.

Otra manera de realizar una dieta personalizada es adaptarla a las actividades diarias, y que cuenten con la distribución calórica adecuada para bajar de peso o mantenerlo. En las dietas personalizadas se contemplan las preferencias de los alimentos y se respeta el estilo de vida que llevan los pacientes. Las ventajas que tienen estas dietas son las siguientes: se aprenden buenos hábitos de alimentación, se come una diversidad de productos alimenticios para no pasar hambre, no tiene efectos secundarios, y no es necesario tomar medicamentos adicionales.

Las dietas personalizadas se componen de diferentes periodos de tiempo, hay dietas que duran dos semanas, otras tienen una duración de un mes, otras de dos meses y otras de tres meses. Entre la variedad de dietas personalizadas que existen, cada persona puede elegir el plan que más le guste y llevarlo a cabo. Estas dietas se componen de alimentos a base de hidratos de carbono, de proteínas, de grasas y de lácteos. Los hidratos de carbono son alimentos energéticos y se encuentran en las pastas, en el arroz, en las frutas, y en los cereales. Las frutas además aportan vitaminas y fibras al organismo. Las proteínas se obtienen de la carne, del pescado, y de los huevos. Las vitaminas y los minerales se obtienen de las verduras y las hortalizas, y las grasas están presentes en algunas semillas como las de lino, las de sésamo, las de girasol, y los frutos secos, los aceites también contienen grasas, el aceite de oliva es el más recomendado.

 
 
 
 
 

Asesoría online

Otro recurso para obtener una dieta personalizada es visitando los sitios de internet que se dedican a asesorar a las personas mediante las dietas online. Allí se ofrecen los recursos esenciales para seguir las dietas, con el apoyo suficiente para que las personas no las abandonen. Hay sitios en internet en donde se descargan las dietas personalizadas, que están elaboradas por médicos, y nutricionistas, pudiendo elegir la más conveniente y sabrosa.

Entre las dietas personalizadas se encuentra un sistema nutricional basado en la genética, en donde se le realiza al paciente un estudio genético, para que la dieta se adecue en forma integral a sus necesidades. Esto permite crear un parámetro nutricional, y elaborar la dieta para mejorar la calidad de vida según la estructura genética del individuo.

 
 
  ventas e informes presupuestarios