dietas semanales en el calendario  
 

Dietas semanales

Las dietas semanales son las que se realizan en un periodo de tiempo de una semana o 7 días. Estas dietas están enfocadas en el hecho de adelgazar, como también se hacen para seguir una vida, con una alimentación sana. Las dietas semanales saludables se pueden elaborar en la casa o se pueden pedir a las empresas que se dedican a fabricar todos los tipos de dietas para satisfacer las necesidades de los clientes. Las empresas de productos de alimentación dietética cuentan con un equipo de profesionales, compuesto por nutricionistas y técnicos en alimentación. Ellos preparan dietas semanales tanto para adelgazar, como para mantenerse en el peso deseado, y también elaboran comidas especiales para las personas que tienen trastornos alimenticios o de salud.

 
     
 
 

El plan de alimentación

Estas dietas se llaman semanales porque están preparadas con los menús, que duran una semana, para luego cambiarlos por otros, que también cubren el programa de alimentación correspondiente a ese periodo. Las dietas semanales para adelgazar, deben estar preparadas con recetas saludables y sabrosas, que brinden saciedad para no provocar ansiedad, y así las personas puedan continuarlas con entusiasmo.

Para adaptarse a un programa de dietas semanales, se deben seguir ciertos requisitos vinculados con la nutrición, pero que ayudan a adelgazar manteniendo un equilibrio con comidas sabrosas. El plan de alimentación lo puede confeccionar un médico especialista, un nutricionista, o bien la persona que desea hacer una dieta semanal. El término de una semana es suficiente para adelgazar algunos kilos según el programa de alimentos, establecido. En la semana siguiente se puede seguir con otro programa de alimentación dentro de la misma dieta o cambiarlo, es decir que en el periodo de la semana entrante se podría cambia el menú.

Las dietas semanales constan de recetas que equivalen a ese periodo de tiempo y el menú se distribuye en cuatro comidas diarias que contengan los alimentos con los nutrientes necesarios para mantener el organismo equilibrado, pero que contengan las calorías que se necesitan para bajar de peso.

Un desayuno de una dieta semanal puede estar compuesto por, una fruta, una tostada de pan integral, y una taza de té o café, con endulzante vegetal sin calorías. En el almuerzo se puede consumir una porción de carne vacuna, o pescado, o pollo, acompañado con una ensalada verde (lechuga, o achicoria, o radicheta) y roja (tomates redondos, u ovalados, o cherry) esto se puede completar con una taza de té de hierbas con endulzante vegetal. Durante la merienda se puede comer un yogurt descremado con una porción de cereales. Y en la cena una porción de carne con verduras cocidas como acelgas, o espinacas, o zapallo y se completa con una fruta.

 
 
 
 
 

Otras opciones

Otras opciones que hay para los desayunos son los jugos de frutas con cereales, además de las infusiones o el café. Si gusta que el café o el té tengan leche, existen productos dietéticos en polvo que son muy adecuados para estas dietas. Las ensaladas de frutas, las compotas de pera o manzana, son postres ideales para consumir, siempre deben elaborarse con endulzante vegetal. Con una lata de atún al agua y arroz integral se confecciona un plato muy sabroso y adecuado para las dietas semanales.

Una porción de tallarines, con una cucharada de aceite de oliva y una cucharada de queso rallado puede ser una opción diferente en el menú semanal. El jamón cocido magro con ensalada, o con calabaza o zapallo, o puré de manzana, también está permitido para estos menús. En una dieta semanal se puede comer solo un huevo por semana, con una porción de verdura. Cada persona puede elaborar su propio menú, con las opciones sugeridas para realizar una dieta semanal.

 
 
  ventas e informes presupuestarios