imagen de un jamon crudo  
 

Jamón crudo

Dentro de los placeres gastronómicos a los que podemos acceder el jamon crudo es considerado uno de los productos más exquisitos y de delicada preparación presentes en el mercado. El jamón crudo es un alimento apreciado por sus beneficios saludables para el organismo, porque es un importante recurso vitamínico y sobre todo tiene un sabor muy sabroso. Precisamente, la elaboración de este comestible requiere de un procedimiento que quizás para algunos resulte sencillo, pero en realidad necesita de un trabajo gen detalle en el que se deben llevar a cabo una serie de pasos específicos. Por lo tanto, los jamones crudos requieren de un proceso de maduración en el cual se utiliza la aplicación de sal, para posteriormente pasar por un período de secado y envejecimiento dentro de una bodega. De esta manera, se consigue una elaboración absolutamente de calidad apto para distribuirlo a los comercios que deseen hacerse cargo de la venta de este tipo de productos gastronómicos.

 
     
 
 

Una delicadeza artesanal

También, es conveniente destacar que esta delicadeza artesanal deriva de una tradición muy antigua española y de los países mediterráneos, quienes los han impuesto a su dieta diaria desde hace décadas. Además, si estás interesado en comprar jamón crudo, en este caso debes considerar que existen dos tipos especiales, por un lado el conocido jamón serrano y por otro, el llamado ibérico.

Por su parte, el jamón serrano se puede decir que se obtiene mediante un proceso detallado de secado y madurado en instalaciones denominadas secaderos naturales, los cuales son expuestos al ambiente propio de las sierras donde pasan por períodos de temperaturas de un clima muy frío y seco. En la actualidad, existen empresas más modernas que a diferencia de los antiguos fabricantes de jamón utilizan técnicas y lugares cubiertos de herramientas tecnológicas, donde también se tienen en cuenta rigurosos cuidados de calidad e higiene para una mejor presentación del producto realizado.

Precisamente, en esos lugares se utilizan cerdos blancos de criadero, animal por el cual se obtiene el jamón crudo, y en donde se dispone de ejemplares de diferentes razas de las cuales generalmente se destacan la Duroc, de Pietrain, la de Landrace, o de Large White, entre otras razas que se mezclan para obtener un porcentaje determinado de nutrición. Por otro lado, debemos tener en cuenta a la elaboración de jamón crudo ibérico, el cual es un derivado específicamente de una raza de cerdos llamados ibéricos estacionados en el sur de España, región donde se pueden apreciar la mayor cantidad de criaderos de animales como estos, que se alimentan adecuadamente y resultan ideales para este tipo de elaboraciones comestibles y muy sabrosas.

 
 
 
 
 

Secretos de su elaboración

Igualmente, debemos considerar que los cerdos utilizados para este tipo de productos gastronómicos como el jamon crudo, son alimentados en criaderos a base de cereales autorizados en el caso de los jamones serranos, mientras que por el lado de los jamones ibéricos los animales involucrados se alimentan de pasto y bellotas de campo.

Por lo general, los procesos de fabricación en las bodegas se inician con muy bajas temperaturas y en una alta humedad que va aumentado progresivamente de acuerdo a técnicas específicas, por lo que a veces se aumenta la temperatura y baja la humedad, y así sucesivamente. Sin embargo, se considera que esta elaboración se lleva a cabo de manera natural para que el jamón crudo pueda mantener su sabor tradicional de una buena calidad. De todas maneras, el producto puede aportarnos proteínas esenciales para el organismo tanto como si ingerimos verduras y se recomienda para la dieta diaria. Por último, el jamón crudo es un alimento que se conoce en todas partes del mundo debido a su calidad y se lo puede distinguir perfectamente por su sabor de otros tipos de jamones como el cocido.

 
 
  ventas e informes presupuestarios