jamon iberico a precios muy buenos  
 

Precio del jamón ibérico

Existen una gran cantidad de factores que determinan el precio del jamón ibérico. Algo que para algunos puede ser evidente pero para otros no es que el lugar donde lo compremos hará que el precio varíe. Por lo general estos productos se exportan de toda España al resto del mundo, por lo cual los podremos encontrar en los cinco continentes. Sin embargo los precios fuera de España siempre serán mayores que los precios dentro, debido a todos los costos que acarrea la importación. No es raro acudir a la fiambrería y notar una diferencia bastante importante de precio entre el jamón de fabricación nacional y el ibérico. Por esta razón la región es algo que deberá ser tenido en cuenta.

 
     
 
 

¿Qué lo determina?

Más allá de esto y hablando un poco focalizadamente del momento donde el jamón se produce podemos decir que la parte del cuerpo de la que provenga el jamón determinará el precio. La paletilla corresponde a las patas delanteras de cerdo y tiene un precio más económico que el jamón proveniente de las patas traseras. Curiosamente esto no se debe a una diferencia en gusto sino a que de las patas traseras se puede obtener más carne que de las delanteras. Además los trozos cortados provenientes de esta área son mucho más estéticos que los provenientes de la paletilla. Por lo general los diferentes cortes que se realizan en el jamón nos darán la posibilidad de elegir la parte que más nos guste. Hay que tener en cuenta que la paletilla, debido a que tiene menos carne tiene más hueso, por lo cual puede que compremos una pieza que a simple vista se ve más pesada pero que tenga más hueso que carne. Este es un punto a evaluar, debido a que quizá por una diferencia no tan grande podemos llevar un trozo de jamón con menos hueso por un precio no muy diferente.

La alimentación del cerdo también es un factor que influye en el precio. Por lo general la alimentación a base de bellotas es la que se realiza cuando se cría los cerdos que nos darán el jamón ibérico. Las bellotas claramente son de alta calidad y el costo de alimentar al animal con productos de primera línea se traducirá luego en el precio del jamón.

Muchas veces se cree que cuando el jamón pasa más tiempo curándose el mismo tiene un costo más alto. Sin embargo existe un tiempo tope para la cura. La misma para el jamón ibérico debe durar entre 22 y 28 meses. Sin embargo al excedernos de este tiempo podemos encontrar que la pieza se endurece y pierde su sabor y su aroma. Esta por lo general es la regla, por lo cual si queremos encontrar el mejor jamón no tendremos que recurrir a aquel que haya pasado más tiempo estacionado sino el que haya cumplido con el tiempo necesario de cura. Por lo general esto se puede corroborar en la etiqueta de calidad que la mayoría de los jamones ibéricos traen. Decimos esto porque muchas veces ocurre que cuando la gente no conoce este factor se encuentra con ciertos vendedores oportunistas que terminan vendiéndoles jamones que no están en su mejor estado arguyendo que los mismos tienen 4 o 5 años de estacionamiento. De esta manera el cliente se termina quedando con un producto que no se encuentra óptimo y el vendedor oportunista sale ganando.

Con el fin de obtener los mejores precios de jamones ibéricos, lo mejor será obtenerlos directamente de sus productores. La mayoría de las empresas que producen estos productos tienen su página web donde podemos consultar por la mayoría de los productos. Por ejemplo, la famosa empresa DEHER de Salamanca, la cual ha ganado en 2007 el premio al mejor jamón ibérico del mundo, nos ofrece en su página web todos los productos que la empresa fabrica y nos explica cómo hacer para poder acceder a los mismos sin intermediarios. Muchas veces cuando compramos a través de intermediarios como supermercados y casas de embutidos nos enfrentamos a una gran cantidad de costos agregados sin sentido. Además, las piezas ya han pasado por un intermediario y no podemos estar seguros de que su conservación se ha hecho adecuadamente.

 
 
 
 
 

Las promociones

En relación a las promociones, muchas empresas que venden jamones ibéricos ofrecen oportunidades como la de llevar una pata de jamón y debido a eso obtener una tabla y un cuchillo para cortarla, junto con un dvd sobre cómo cortar jamón. Aunque algunos puedan estar pensando que cortar jamón es una tarea fácil, el dvd por lo general muestra la mejor manera de hacerlo, de manera que la pieza se mantenga en buenas condiciones durante el mayor tiempo posible. Tenemos que tener en cuenta que una vez que cortamos la pata la misma entra en contacto con el exterior y que si no la resguardamos correctamente la misma se puede llegar a secar.

Como vemos los determinantes del precio del jamón ibérico son varios. Al obtener un precio tendremos que ponderar la calidad del jamón y buscar precios comparando entre productos similares. Un jamón de primera línea y uno de segunda nunca tendrán precios similares por lo cual también tendremos que regular nuestras expectativas en ese sentido.

 
 
  ventas e informes presupuestarios