heladeras bajo mesada  
 

Heladeras bajo mesada

Las heladeras bajo mesada, son las más requeridas en gastronomía porque son las que se colocan en los restaurantes, bares y locales de catering en las que se deben guardar todo el equipo gastronómico con el que trabajan y esto les permite un enfriamiento de tortas, pasteles, bebidas y comidas ya elaboradas. Resultan muy prácticas porque están a la mano del cocinero, maître, chef y por qué no, los meseros. Allí pueden guardar ensaladas de frutas para servir a los comensales de manera rápida, postres como planes, para mantener la leche refrigerada, manteca, quesos y todo lo que se utilice para elaborar comidas.

 
     
 
 

Para hogares y restaurantes

Generalmente, la heladera bajo mesada no es la única refrigeradora que hay ya que también están las enormes heladeras para guardar carnes o reces completas, frutas en gran escala y pescados, también. Estas heladeras como así también las cocinas industriales y freidoras se compran directamente en fábricas o locales de venta de amoblamientos industriales para restaurantes, que no es lo mismo que hablar de una casa de electrodomésticos, en los que no vamos a encontrar este tipo de muebles, si se quiere decir. Si tenemos que hablar de las características que poseen las heladeras bajo mesada, deberemos hacer hincapié en que la mayoría son de acero inoxidable, por el simple hecho de la limpieza que es mucho más fácil de efectuar en el mismo, además con unos pequeños trucos la podemos dejar brillante, como nueva y siempre estarán allí sin un dejo de oxidación.

También es válido decir que no están exentas de ralladuras, principalmente cuando cortan con cuchillos muy afilados, pan, carnes, pescados, por eso es menester que tengan un espacio de madera dura para cuando se necesitan hacer cortes importantes. Las medidas dependerán de las medidas disponibles en la cocina del restaurante o bar. Algunas vienen en forma de ele, curvadas, esquineros y también islas, pero eso dependerá de la forma que tenga la cocina del restaurante y el tamaño. Demás está decir que son súper prácticas y que sus puertas son herméticas, sencillas de limpiar, tanto por fuera como por dentro y se mantienen higiénicas, aunque en los momentos de más trabajo y presión.

En este artículo hablamos acerca de las heladeras bajo mesada e hicimos hincapié en las de los restaurantes, pero también se puede mencionar a las heladeras de estas características que se usan en cualquier vivienda o departamento pequeño, porque a diferencia de las anteriores, estas heladeras son de pequeño tamaño y de baja estatura, ideales para mono ambientes, uno o dos ambientes y una o dos personas. En términos generales, estas son de la línea blanca y hay disponibles de buenas marcas. No son útiles para familias numerosas, siendo ideales para quinchos, casas de fin de semana.

 
 
 
 
 

Costos y precios

Si hablamos acerca de los diferentes precios de estos pequeños electrodomésticos, debemos decir que estos varían entre los cuatrocientos dólares y seiscientos y un poco más para las marcas de primera línea. Muchas empresas de venta exclusiva de electrodomésticos de todo tipo, cuentan con catálogos, en los que cada vez cambian de ofertas y suelen estas heladeras bajo mesada, salir en oferta principalmente durante el verano y para las fechas como el día de la madre o el padre o navidad. Es importante mirar catálogos, antes de salir a la compra, porque tendremos una noción más clara de su precio, formas de pago y dónde comprarlas.

Internet, es otro de los elementos en donde podemos encontrar y comparar por precios con varios locales de venta de electrodomésticos, lo cual resulta muy beneficioso ya que desde la comodidad de nuestro hogar, podemos ver lo que el mercado tiene para ofrecer, sus distintas formas de pago y los precios. En términos generales, la capacidad se mide en litros, por eso es que cuando vemos los catálogos, suelen decir que las heladeras bajo mesada tienen ciento setenta litros de capacidad. Esto es muy sencillo de entender: si por ejemplo tomamos siento setenta litros de algún líquido, eso es lo que puede ingresar en la heladera. Las medidas estándar son un alto de ochenta y cinco centímetros, con un ancho de cincuenta y cinco centímetros y una profundidad de setenta y dos centímetros.

Hoy, se entregan con puertas reversibles, para la apertura de un lado o del otro, según sea la forma de nuestra cocina. Internet, es uno de los lugares en donde podemos encontrar una amplia variedad de modelos, colores, tamaños, marcas, precios, capacidades, medidas y estos artículos, hasta podemos comprarlos desde casa, pero cuidado, siempre y cuando los sitios sean conocidos y confiables y reúnan las condiciones de las buenas prácticas de venta. En términos generales, poseen de dos a tres anaqueles en los que se guardarán bebidas, lácteos, frutas y verduras y un detalle que no podemos dejar de destacar es que la puerta debe tener las trabas para que las o huevos no se caigan.

 
 
  ventas e informes presupuestarios