heladeras doble puerta  
 

Heladeras de doble puerta

Atrás quedaron las heladeras primitivas que eran un armario grande muchas veces enchapados en madera, en el que había un compartimiento superior, en donde se ponía nieve, de allí el nombre de nevera, y la parte inferior servía para almacenar los alimentos que requieren frío para la conservación. En efecto, estos enormes aparatos, ocupaban espacios grandes en la casa y el enfriamiento era mediocre, si lo comparamos con las modernas heladeras de doble puerta que hay hoy en el mercado. Las heladeras de doble puerta nos permiten colocar muchos alimentos conforme a la cantidad de personas que habitan en la vivienda, y además tiene más compartimientos para cada tipo de alimentos.

 
     
 
 

Espacio abundante y comodidad

Este sistema, permite que en una parte, una de sus puertas, se coloquen los alimentos que deseamos se mantengan por mucho más tiempo por el freezer, y así no debemos abrirlos a cada instante es decir solo cuando los necesitamos. En una de sus partes, se colocarán alimentos que además de necesitar mucho más frío, se conservan por mucho más tiempo, como por ejemplo las carnes, las hamburguesas, verduras deshidratadas congeladas, pastas, y hasta pan, y en la otra parte, se colocarán los alimentos que se necesitan a diario para preparar las comidas correspondientes, como la leche, y sus derivados, quesos, yogures, cremas, frutas, verduras, huevos frescos, etcétera. El freezer se utiliza para congeladores que mantienen los alimentos a una temperatura del orden de los 18 grados bajo cero, bastante inferior a la del congelador común de las heladeras.

Las puertas sirven para colocar bebidas, frascos de dulces, de condimentos, y otros. Estas heladeras de doble puerta, necesitan más espacio que las de una sola, tienen un diseño muy lindo, y en algunas oportunidades, pueden tener fabricadoras de hielo en la parte de afuera, dispenser de agua o jugos, y hasta TV, son realmente una maravilla. Las marcas son muchas, y se confeccionan en gran escala, son más caras que las heladera de una sola puerta, y eso no es casual, porque la cantidad de volumen que pueden contener es el doble o triple que ellas. Las heladeras de doble puerta, están confeccionadas para familias numerosas, y son ideales en donde hay niños y personas adultas.

 
 
 
 
 

Ideales para grandes familias

La temperatura no es igual en las distintas zonas de la heladera, en el gabinete principal es de unos pocos grados sobre cero, y en la parte de freezer, es más baja pudiendo llegar a los trece grados bajo cero, con lo cual los alimentos se frizan y quedan congelados por el tiempo que lo deseemos. Para obtener estas temperaturas, el calor debe influir desde el interior de la heladera hacia el exterior. El resultado neto de este proceso es la transferencia de calor de materiales a menor temperatura (en el interior de la heladera), a otros de mayor temperatura, (en el exterior), lo cual parece contradecir el principio que dice que el calor se transfiere de un cuerpo caliente a uno frío. Este efecto se logra con el proceso cíclico de enfriamiento, es decir que el enfriamiento se produce mediante un proceso cíclico en el cual un gas, circula por un tubo que recorre las partes interna y externa de la heladera intercambiando el calor. Los pasos del proceso para producir el enfriamiento son los siguientes: se comprime el gas, en una parte de su recorrido, que se encuentra en el, exterior de la heladera. El gas comprimido y caliente se enfría en el condensador, y ese calor se transfiere a uno frío. Al enfriarse el gas comprimido se transforma en líquido y liberan más calor al ambiente.

El líquido pasa por un tubo delgado que impide su expansión, al sector que se encuentra dentro de la heladera. El líquido para a un tubo más grueso, (el evaporador). El gas pasa al exterior de la heladera, en donde vuelve a ser comprimido y todo ese proceso se vuelve a repetir. Una de las cosas que tenemos que tener claro es que al comprar una heladera de doble puerta, es que tenemos que saber que la capacidad se mide en litros, y por ejemplo para una familia en la que viven cuatro personas, por ejemplo, puede ser entre los 400 o 500 litros, esto será suficiente para que cómodamente tengamos todo en ella. Son muchos los elementos a tener en cuenta para comprar una heladera que sirva para la mantención de los alimentos, y las heladeras de doble puerta nos permiten mayor cantidad de espacio, pero también es importante contar con un lugar cómoda para colocarla preferentemente en la cocina, para a comodidad del preparado de los alimentos diarios. El presupuesto es otra de las cosas a tener en cuenta, porque estas heladeras de tamaños más grandes cuestan hasta tres veces más que las de tamaños comunes de una sola puerta. Las heladeras sean estas de una o de dos puertas, deben funcionar perfectamente y que las puertas cierren bien de lo contrario, los alimentos pueden descomponerse en prácticamente horas.

 
 
  ventas e informes presupuestarios