heladeras no frost  
 

Heladeras no frost

Quizás alguna vez, hayamos escuchado hablar acerca de las heladeras No Frost, pero en términos generales, no se conocen a la perfección todas las características particulares de este tipo de heladeras. En el siguiente artículo, todas nuestras dudas respecto a este tema, se solucionarán. Para comenzar a profundizar el tema de las heladeras No Frost, es imprescindible que sepamos que nos estamos refiriendo a las heladeras que internamente, contienen un sistema interno de ventilación constante que lo que hace es evitar que se acumule escarcha en la zona del freezer de la heladera.

 
     
 
 

Un invento magnifico

Además, quita por completo la humedad interna. Esta es la principal ventaja que poseen las heladeras de este tipo y debemos decir que es sumamente importante, ya que algunas heladeras que no son No Frost, acumulan mucha escarcha y mucho hielo, por lo que luego, afecta en el funcionamiento normal de la misma. El sistema de enfriamiento en el caso de las heladeras No Frost, es pura y exclusivamente producido por aire frío. A las heladeras convencionales, se las debe descongelar cada dos años, en el caso de este tipo de heladeras no es necesario, ya que jamás se congelan las distintas zonas de las mismas y no se acumula hielo que perjudique el correcto funcionamiento de los mismos.

Estas heladeras están compuestas por un motor, que lo que hace es enfriar sin llegar a congelar al congelador mismos y además de esto, contiene un ventilador que se encarga de enfriar a la heladera repartiendo aire frío en forma homogénea. Es importante destacar que, las heladeras No Frost, en la actualidad, son muy comunes en frigoríficos y no solamente en el local de ventas en sí, sino que también en el camión refrigerado de transporte de las carnes. No podemos dejar de decir que este tipo de heladeras son las que más consumen energía en el mercado, ya que las mismas al estar compuestas de un motor y un ventilador, hacen el doble esfuerzo que las convencionales.

Si hablamos acerca de otra de las ventajas más importantes de las heladeras No Frost, no deberemos dejar de decir que los alimentos se conservan mucho más y durante mucha más cantidad de días que las heladeras convencionales. Si bien esto es sumamente importante, también debemos saber que lo más conveniente es siempre cubrir los alimentos con recipientes y bolsas cerradas herméticamente, debido a que el ventilador y el motor, que trabajan en forma constante emitiendo aire frío, lo que puede provocar es que los alimentos se sequen y no se echan a perder, pero su textura cambia y no son igual de deliciosos. Esta sería una de las “desventajas” que podría presentar este tipo de heladeras, pero en general son las más convenientes. Siempre es mejor comprar una heladera de estas características, debido a los grandes beneficios que nos proporcionan.

 
 
 
 
 

Precios y modelos

La mayoría de las marcas prestigiosas y conocidas alrededor del mundo, diseñaron heladeras No Frost y también las convencionales, para que los clientes tengan más variedad a la hora de elegir. Podemos encontrarlas de cualquier marca, ya que hay muchas personas que en cuanto a electrodomésticos son fieles a determinadas marcas porque saben la calidad que les proporcionan. Tampoco debemos olvidarnos de que al haber variedad de marcas de las mismas, también podemos disponer de distintos precios. Por eso tendremos la oportunidad de optar por la que más se amolde a nuestras necesidades y por supuesto también a nuestro presupuesto.

De igual manera, es importante saber que en cuanto a heladeras, no deberemos dejarnos llevar por precios sumamente económicos, que ya son sospechosamente económicos, porque muchas veces la calidad de estas no es la esperada y la idea es que un artefacto de estas características nos dure por años. Las heladeras No Frost de buenas y prestigiosas marcas, nos durarán muchísimos años. Aunque también podemos optar por marcas no muy conocidas, pero buenas. Para ello, deberemos recurrir a los precios estándar, en donde además de conseguir una heladera de buena calidad, también el precio será alcanzable para nuestro bolsillo.

En cuanto al aspecto, las heladeras convencionales son muy similares a las No Frost, y podemos comprobarlo en los catálogos de las marcas de los locales de venta exclusiva de electrodomésticos. Allí, no solamente podremos ver fotografías, sino también especificaciones técnicas, precios, ventajas, desventajas, etcétera. De esta manera, no será necesario que nos dirijamos a cada uno de los puntos de venta de los mismos, ya que lo podremos hacer desde la comodidad de nuestro hogar para dirigirnos posteriormente hacia los distintos puntos de venta con una idea previa y un presupuesto ya predispuesto de qué es lo que queremos. La elección, en este caso, será mucho más fácil y rápida y más aún si ya tenemos la idea de que preferiremos una heladera No Frost, que una convencional.

 
 
  ventas e informes presupuestarios