horno para pan  
 

Horno para pan

A lo largo de la historia se puede observar la trayectoria del hombre con respecto a los hornos de pan. Empezando por los primitivos hornos calientes por la ceniza, y pasando por los hornos de ladrillo y arcilla, hemos evolucionado hasta el punto de lograr crear hornos de pan eléctricos para el hogar. Los hornos de pan para el hogar, también llamados máquinas de pan, son tan fáciles de utilizar como de limpiar. Están preparados de una manera en la que solo se debe colocar los ingredientes en el orden indicado en el manual, y el horno se encarga de todo el trabajo.

 
     
 
 

Evolucion de estos hornos

Durante cientos de años, los hornos de ladrillo implementados en las panaderías se mantuvieron inalterados. La masa para el pan era amasada a mano, (e incluso a pie, en el antiguo Egipto,) y el proceso era siempre el mismo: amasar, cortar, cocinar. Con los avances de la tecnología, los hornos de ladrillo de las pequeñas panaderías fueron reemplazados, en su gran mayoría, por hornos con cámaras de acero que producen intercambio de calor mediante vapor y de esta manera cocinan el pan. En las grandes panificadoras, el pan ni siquiera es tocado por la mano humana. La masa es mezclada y amasada mediante amasadoras de grandes capacidades, y es luego dividida y moldeada por armadoras automáticas. El pan luego es cocinado en hornos túneles, principalmente a gas o electricidad, y solo luego de ser retirado del horno y envasado llega a la mano del hombre. Los hornos de pan empleados en las panaderías suelen ser a gran escala y calentar de forma uniforme, lo cual no sucede normalmente en los hornos de cocina normales.

Sin embargo, para aquellos amantes del pan, o fanáticos de los electrodomésticos, existen los hornos eléctricos para pan. Estos hornos suelen ser pequeños y compactos, y son ideales para el hogar. Las características básicas de la mayoría de estos hornos es que son programables, se pueden configurar según el nivel de dorado que se quieren en el pan y la cantidad de pan que se desea preparar. Se pueden variar los ingredientes, y dentro de las opciones está el pan sin gluten, pan francés o pan lacteado, o también ciertas pastas dulces. Algunos modelos de horno ofrecen incluso la opción de hacer panes saborizados, y poseen un timer programable hasta trece horas, lo que permite preparar el pan anterior y dejarlo cocinando para tener pan fresco y recién hecho la mañana siguiente. El horno para pan funciona también como horno para otras masas, como pizza roscas y pastelitos, y puede incluso utilizarse para preparar mermelada.

 
 
 
 
 

¿Que precios tienen?

Puede adquirirse un horno para pan en cualquier punto de venta de electrodomésticos. Los precios rondan entre los cuatrocientos y setecientos pesos argentinos, según la marca y los accesorios. La mayoría de estos hornos incluyen un recetario con ideas, e incluso algunos traen vaso medidor y cuchara para facilitar la preparación más aun todavía. Los modelos más sofisticados poseen una pantalla LCD que detalla la temperatura de la cocción, los minutos de preparación y el tipo de pan que se escogió. Poseen distintos programas según el tipo de masa que se desea preparar, y tienen una alarma que avisa en qué momento hay que agregar los ingredientes extras en el caso de que se esté preparando un pan saborizado o relleno. Los materiales varían según la marca, pero en general se trata de una carcasa de plástico que recubre el molde para horno, el cual normalmente es de aluminio con placa antiadherente. Las paletas que se encargan de mezclar son moldeadas a presión y también de placa antiadherente, y el horno posee manijas antideslizantes integradas en su exterior para una utilización más fácil y segura. Está preparado para que la superficie exterior no alcance temperaturas muy altas, por lo que el riesgo de quemaduras al utilizar estos hornos es realmente bajo.

A pesar de todos los beneficios que brinda esta máquina de pan, ha habido varias críticas hacia ella por parte de los panaderos tradicionales. Aquellos que se dedican a la fabricación del pan creen que utilizar una maquina nunca da un resultado tan bueno como cuando se prepara a mano. Otros dicen que el tipo de horno no deja a la masa leudar, lo que resulta en un pan duro y poco aireado. Las críticas se centran en el resultado final y como sabe igual al pan de panadería pero sin embargo, las ventas de hornos de pan no paran de subir. Es posible que los hornos de pan no produzcan un pan igual al de panadería, pero si es cierto que son cómodos, convenientes y fáciles de usar. Los hechos hablan por sí mismos, y no se puede negar que no hay mejor sentimiento que levantarse por la mañana con el olor del pan recién hecho en el ambiente.

 
 
  ventas e informes presupuestarios