hornos para pizza  
 

Hornos para pizza

Los hornos para pizza son utilizados en todo el mundo, específicamente en el área gastronómica, es particular y extremadamente útil su utilización para la creación de pizzas, caso contrario es en el hogar, que es menos frecuente, debido a que se encuentran los hornos eléctricos hogareños de usos múltiples. Los hornos para hacer una buena pizza son tres a gas, de leña o eléctricos. La temperatura del horno debe ser de 300ºC, es una de las características principales. Técnicamente la cocción de la pizza, es a través de diferentes tipos de transmisión de calor, por conducción, por convección y por reflexión.

 
     
 
 

Funcionamiento

En primer lugar por conducción, esta es la transferencia de calor que se trasmite directamente entre la superficie refractaria del horno y la masa. En segundo lugar, por convección debido a que está en contacto con el aire caliente que hay en el horno. Y en hornos de leña, hay un tercer tipo de transmisión de calor, que es la reflexión del calor que trasmite el carbón, da un aroma y cocción distinta a la pizza. Debemos saber que para elegir un horno eléctrico o uno de leña, hay una gran variedad de marcas en el mercado que nos permiten seleccionar, pero dependerá del espacio del que dispongamos para el horno, normalmente los hornos de leña son más grandes que los hornos eléctricos.

Los hornos convectores, son con sistema de guía para bandejas, pudiendo ser rotativos ó no. Construidos en acero inoxidable o exteriormente con chapa de hierro pintada con pintura epoxi. Sistema de circulación forzada de aire, uniformidad de temperatura en todo el horno. Sensor de temperatura. Aislado con lana de vidrio ó mineral de alta densidad. Puerta aislada que no permite la fuga de calor con un vidrio panorámico para control visual de cocción.

 
 
 
 
 

Hornos a leña, electricos y a gas

Si elegimos un horno eléctrico busquemos los que que puedan llegar a los 500ºC, debido a que cuando el horno llega a esa temperatura, se auto limpia y deja la piedra refractaria totalmente blanca, libre de impurezas. Pero la cocción de la pizza en un horno eléctrico se debe hacer a una temperatura de 300ºC. Es recomendable la utilización de mozzarellas de buena calidad y una humedad equilibrada para evitar así que puedan quemarse antes de que pueda quedar crujiente la pizza. Hay Hornos eléctricos, que cuentan con chapa de acero esmaltada, cámara de cocción en acero inoxidable, piso de cocción de piedra refractaria, aislación de lana de vidrio y fibra, alarmas sonoras, control de temperaturas para pisos y techos puerta con visor. Encontraremos Hornos eléctricos, digitales, donde también podremos cocinar pizzas extra grandes, como es la tendencia en algunos lugares.

Si nos decidimos por un horno a leña, debe ser usado por personal con experiencia que sepa seleccionar la leña a utilizar La experiencia es fundamental para saber si el fuego es suficiente o no, una forma fácil de saberlo antes de cocinar ningún alimento, es tirar un papel arrugado dentro del horno del lado que no estén las brasas, si se prende de inmediato es que ya está a la temperatura adecuada. Este es el momento de barrer bien la superficie donde se colocaran las pizzas para retirar cualquier posible resto de brasa que esté fuera de sitio. Cuando se cuece la pizza en el horno si se mueve para girarla es siempre necesario colocarla en el mismo sitio ya que esta zona de la piedra refractaria ha bajado la temperatura y si se colocase en otro lugar la base se quemaría, el tiempo normal de cocción es de entre 3 y 4 minutos. En el proceso de cocción de la pizza, debemos saber que una pizza se está cociendo desde abajo por el contacto con la base refractante, esto hace que la masa se deshidrate y la base quede crujiente. Por encima por el contacto con el aire caliente que hace que se funda la mozzarella. Los Hornos a leña son también llamados, tipo Romano, aunque el origen de éstos sea muy anterior a su época. Está formado por una bóveda, una boca de entrada y chimenea de salida. El fuego se hace en el centro y una vez que se forma la brasa se arrima ésta al fondo; Las pizzas colocadas al lado mismo de la brasa pueden cocerse más rápido pero quedan tostadas por fuera y sin cocción adentro. Este tipo de hornos requiere más espacio, que los de a gas o los eléctricos.

Los hornos a gas, son muy parecidos a los eléctricos, cuenta con placa de cocción de refractario, removible, compuertas en la parte superior independientes derecha-izquierda, para controlar el equilibrio entre ambos lados. Distintos modelos: con plato individual y doble, compacto y compacto panorámico. También en los hornos a gas, encontramos digitalizados, como en los eléctricos, con comando total desde el exterior del mismo, el tiempo de cocción, la iluminación y la temperatura necesaria, según la cantidad de pizzas que haya en su interior, sin necesidad de abrir la compuerta, para su comando.

 
 
  ventas e informes presupuestarios