ollas antiadherentes  
 

Ollas antiadherentes

Distintos tipos de marcas de sartenes y ollas antiadherentes que hay en el mercado, suelen tener muy alta tecnología en su diseño para una buena cocción. Según los tipos de marcas tienen diferentes beneficios en el método de cocción. Por ejemplo, algunas marcas de ollas antiadherentes son muy buenas para hacer cocciones con baja humedad, permitiendo que los alimentos puedan cocinarse en su mismo jugo y de ese modo conserven mejor los nutrientes. Las ollas antiadherentes de buenas marcas poseen un sistema de cocción con un recubrimiento múltiple, que es lo que le da a estas ollas y sartenes, mayor resistencia a la abrasión y los rayones.

 
     
 
 

Mitos y verdades

Existen muchas informaciones que son incorrectas, acerca de las ollas y utensilios antiadherentes, lo que muchas veces inducen a confusión. A causa de los mitos falsos, se pueden tomar malas decisiones a la hora de querer comprar tal o cual artículo, en especial si se trata de ollas antiadherentes y sus utensilios. A nivel de las ventas, los falsos mitos, influyen de manera negativa bajando las ganancias. Uno de los mitos que se oyen por ahí, es que no se debe ni se puede usar espumaderas, espátulas o cualquier otro instrumento metálico en los recubrimientos que son antiadherentes. Pero sucede que, la tecnología fue evolucionando tanto que, ahora es posible usar utensilios metálicos tanto en sartenes como en ollas antiadherentes, si el recubrimiento antiadherente es bueno o de marca podrá resistir todo trato, hasta incluyendo los utensilios metálicos que se suelen usar para dar vueltas o revolver la preparación que se esté cocinando. Igualmente se debe tener sumo cuidado al utilizarlos, puesto que ni aún los mejores recubrimientos antiadherentes son inmunes al mal trato, uno de los errores más comunes que los consumidores suelen cometer, es que cortan los alimentos sobre el mismo recubrimiento, eso no se debe hacer, por que en ese caso no resiste los cortes y las ralladuras.

Otra creencia o mito errado es que: si el recubrimiento antiadherente se raspa o estropea, se debe desechar; no es así, porque está bien que, una fisura o un corte cambiaría el aspecto del antiadherente, pero no quiere decir que su función ya no se cumpla. Hay que evaluar que todo el resto de la superficie de la olla antiadherente esté conservado, si es así entonces, la función que debe cumplir esa olla, seguirá siendo la misma. Otro error que se dice es que los recubrimientos antiadherentes, se desgastan muy fácil. Antes, en otros tiempos atrás, se utilizaba un material que era poco resistente, llamado politetrafluoroetileno, por ese motivo los recubrimientos para que no se pegue la comida, que se aplicaban a las primeras ollas y sartenes que salían a la venta, duraban muy poco tiempo. Muchos de ellos se pelaban también. En la actualidad, se fabrican antiadherentes con una tecnología avanzada, ahora se le colocan elementos que los refuerzan, que además de una superior adhesión a las ollas, tienen una mayor resistencia a las ralladuras y al uso; conservando sus cualidades antiadherentes. Incluso algunos de ellos poseen garantía por siempre.

Se dice también, que si se llegara a ingerir por accidente alguna partícula del antiadherente, podría causar alguna enfermedad; hay que tener en cuenta que estos recubrimientos actualmente, están fabricados por empresas que cumplen con las reglas establecidas por la FDA y por lo tanto no ofrecen riesgo alguno. Los materiales que se utilizan son inertes y no son tóxicos, así que no pueden hacerle mal a la salud. Esto quiere decir que los antiadherentes son muy seguros. Otro error que creen muchos, es que dicen que los alimentos que se han quemado mientras se cocinaban, no se pueden despegar de las ollas antiadherentes; pero lo cierto es que en casi todos los casos, sí se pueden despegar las comidas que se quemaron y quedaron pegadas, en el fondo de la olla o del sartén antiadherente, se deja la olla en remojo con agua bien caliente y detergente, después al día siguiente se la lava como siempre. En el caso de que no se despeguen bien los restos de comida, se la tiene que dejar en remojo más tiempo. Todo eso dependiendo del grado de quemazón que haya tenido la comida. Sino se limpia bien con todo eso, se le colocará un limpiador de cafeteras. También hay muchos otros mitos, referentes a estos tipos de ollas y sartenes, pero estos son los más difundidos, luego en otro momento, se podrán comentar y desmentir tantas otras creencias erróneas.

 
 
 
 
 

Precios unitarios y de juegos

Otros estilos de estas ollas antiadherentes tienen sistemas que distribuyen y retienen el calor en el fondo de la olla o la sartén, haciendo que las comidas se cocinen de forma uniforme, aunque estén puestas en el mismo centro de las llamas. Veamos ahora algunos de los precios que puedan valer en el mercado de este tipo de ollas. Existen muchos lugares donde se pueden conseguir todos estos tipos de ollas, en la Web hay muchas tiendas virtuales que también nos ofrecen juegos de baterías antiadherentes y otras ofertas más, a precios muy accesibles. Un set de batería de 7 piezas antiadherentes con tapa de vidrio, vale unos U$S 44,81. Otro precio de una olla antiadherente con tapa de vidrio inoxidable de 20 cm. cuesta unos U$S 34,19. Y así existen muchos más precios diferentes que varían desde los U$S 25,94 o U$S 54,24 y así pasando por varios precios accesibles hasta llegar a los precios más altos como U$S 89,62 o un poco más según las marcas, los modelos o la cantidad de unidades que estén en oferta de las ollas que además de ser antiadherentes son de tramontina.

 
 
  ventas e informes presupuestarios