ollas electricas  
 

Ollas electricas

Una olla eléctrica de cocción es una olla que como el nombre lo dice es eléctrica, y se puede programar la hora de comienzo y la hora de finalización estando ausente o en otras actividades de la casa. Es como tener una asistente que hará por nosotras la comida en determinado momento. El único inconveniente es que si hay corte de energía y no estamos en casa, la olla no vuelve a retomar la cocción en el tiempo que le restaba para terminar. Con una olla eléctrica se puede programar por adelantado la comida ya que trabajara sin que nos demos cuenta.

 
     
 
 

Comida mas sana

Los mejores platos para preparar son las carnes, que quedaran además de sabrosas muy tiernas, evitando los vapores y los olores de la cocina. Mantiene los elementos nutritivos de la comida y todo el sabor. Mantiene todas las vitaminas minerales y otros nutrientes, gracias a que no pierde el agua cuando se cocina. Sin humo, olores ni grasas, se cocina de forma más sana. También cocina de forma sencilla sin que debamos estar presentes, para iniciar el proceso solo se necesita ajustar el tiempo en el menú de programación. Los alimentos se cocinan homogéneamente gracias al sistema de presión a temperatura constante.

El acero inoxidable asegura la duración y calidad del producto. Para comenzara a usar la olla eléctrica hay que colocarla sobre una superficie firme y nivelada. Para iniciar la cocción, se deberá poner la cantidad de agua deseada dentro de la olla y controlarla ya que debe ser la cantidad dentro las marcas mínimas y máximas de agua. Y se debe tener en cuenta que base de la olla calzara y hará contacto correctamente con la corriente. Se deben tomar ciertas precauciones antes de enchufarla, ya que como cualquier electrodoméstico puede ser peligroso. Lo primero a seleccionar cuando se pone en marcha la olla eléctrica es la temperatura deseada girando la perilla a la temperatura necesaria sea tanto para hervir agua como para cocinar.

Si lo ponemos en la posición máxima, la olla comenzara a calentar permitiendo cocinar sin que baje la temperatura. La luz indicadora de funcionamiento se prenderá al inicio y se apagara cuando termine el tiempo seleccionado. Las ollas eléctricas cuentan con un sistema de seguridad “apagado automático”, para proteger el aparato de cualquier daño en caso de que se opere accidentalmente sin agua o bien esta se haya evaporado por completo. En caso de que esto llegara a ocurrir, se debe desconectar la olla del toma-corriente y esperar unos 30 segundos antes de volver a llenar la con agua.

 
 
 
 
 

Recomendaciones de uso y limpieza

Para la limpieza de la olla eléctrica hay que asegurarse de que este desconectada del toma-corrientes y se haya enfriado por completo. En la limpieza no se deben utilizar productos abrasivos, ni que rayen la superficie. Al limpiarla por afuera, no se debe sumergir en el agua, más bien que se debe pasar solo un paño húmedo, hay que tener siempre cuidado con el cable, así como que no esté conectado para evitar la descarga de energía. También hay ollas eléctricas que son solo para el arroz que se llaman arroceras. Para los que no conozcan este aparato, podemos explicar que se trata de una especie de olla eléctrica, con tapa hermética y resistencia interior, basada en la misma tecnología de las máquinas panificadoras.

La parte del recipiente interior se saca para poder limpiarlo, tiene en la parte inferior un botón que actúa como sensor, que mide el peso y controla la resistencia que es la que da el calor, pueden tener más funciones pero los controles son fáciles de usar ya que cuenta con dos posiciones una para el calentamiento y otra para la cocción. Se pone la misma proporción de agua y arroz se tapa y se conecta, un programa de cocción nos lleva entre 5 y 8 minutos, en el estado de mantenerlo caliente el arroz no se pasa y se mantiene caliente hasta ser servido a la mesa. Algunos modelos, incorporan además una cesta para cocción al vapor, con lo que aumentan muchos las posibilidades de esta máquina.

El mayor inconveniente de las ollas eléctricas, es que es una máquina de gran tamaño que requiere una cocina grande, o dedicarle un mueble para ella. Pero lo más importante teniendo en cuentas los cuidados de limpieza, el cuidado eléctrico, y dejándola fuera del alcance de los niños, la olla eléctrica es un elemento nuevo a tener en cuanta como herramienta que nos ayude en la cocina. El ser programables es una maravilla, ya que nos ayuda a dejar de preocuparnos en estar mirando a cada rato los alimentos y así poder realizar otras actividades. Muchas veces estas se nos quema la comida porque no estamos prestando la atención requerida, por lo tanto la olla eléctrica es una excelente opción de compra.

 
 
  ventas e informes presupuestarios