ollas para pastas  
 

Ollas para pastas

Lo mejor es tener 2 o 3 ollas nada más, si no se quiere o no se puede gastar mucho, pero que sean buenas de verdad, alguna de acero inoxidable y otras que sean antiadherentes, como son las de hierro fundido o las de teflón y otros materiales más nuevos que tienen de 3 a 7 capas para que no se pegue la comida. Las ollas para pastas tienen que ser las antiadherentes, ya que si se cocinan fideos, ravioles o cualquier otra pasta en ollas de acero inoxidable o aluminio, cuando la pasta comienza a ablandarse se terminan pegando en el fondo.

 
     
 
 

¿Cuantas veces nos ha sacado de apuro?

Cuantas veces estamos apuradas con poco tiempo, por diversas actividades que tenemos las amas de casa; el colegio de los chicos, el marido que a veces viene a comer al mediodía, además la mayoría de nosotras también además de la casa, al mismo tiempo tenemos un trabajo fuera de nuestro hogar, así que no se puede perder mucho tiempo en la cocina. Y si no podemos pagarnos una señora que nos ayude con esas labores tan molestas como son: la limpieza, cocina, planchado y otras cosas más que caen sobre nuestro hombros, entonces por lo menos busquemos la forma de no tener tanto trabajo extra, como cuando alguna comida se pega en alguna olla o sartén que no es muy buena; por que después tenemos que ponerlas en remojo horas o 2 días para despegarle lo que se le pego durante alguna cocción.

Existen a la venta unos kit de ollas compuestos por 3 ollas de distintos tamaños y 1 sartén grande con tapas de vidrio, con 7 capas antiadherentes por dentro y por fuera, compuesto por un termo spot (que le llaman inteligente), que permite que uno sepa el momento justo, para comenzar la cocción, además posee unas tapas adaptadoras para rayadores y un bol plástico. Este kit sirve muy bien para que en una sola compra, se puedan tener varias ollas a la vez y traen un práctico mango que es removible, por que se puede ajustar y se quita con un solo clic; es muy bueno para dar agilidad en el momento de tener que llevar, la comida en la olla hacia el horno o heladera y sin tener que estar cambiándola a otro recipiente.

Al poder remover y quitar los mangos, se hace más fácil y da más seguridad al poner las ollas encima de la cocina sobre las hornallas, en el caso de que se esté cocinando 2 o 3 cosas a la vez. Y también para guardarlas en la alacena, encajan justo una dentro de la otra o en la heladera se las puede guardar con comida tranquilamente. En caso de no poseer una olla para pastas específicamente, como por ejemplo el tener una olla antiadherente y de un tamaño lo suficientemente grande, para evitar que las pastas se hagan pegajosas o que se peguen en el fondo; se debe tener en cuenta algunos consejitos para tener un plato aldente y sabroso con la cocción justa. Las pastas son un plato muy rico y además se lo puede hacer rápidamente cuando estamos escasos de tiempo; por ejemplo un plato de fideos con manteca.

 
 
 
 
 

Preparacion de pastas

Una de las cosas importantes es que se deben comprar pastas de buena calidad, como ser los fideos, añolotis, ravioles, bareniquis (que es una comida rusa o de los países europeos), una delicia, se hacen como una empanada que se hierven como los ravioles, rellenas de puré bien hecho y condimentado o con ricota y se los acompaña con estofado o crema de leche líquida o con cebolla y panceta frita bien cortadita, todos esos tipos de pastas, tienen que ser de una marca reconocida y que ya sepamos que son buenas y que al cocinarlas no se hacen mazacote. Un plato de pastas si uno lo prepara adecuadamente, puede ser el manjar más rico. Pero vean algunas recomendaciones a tener en cuenta. Además de usar una adecuada olla para pastas, también se deben seguir estas instrucciones. Primeramente se debe usar una olla lo bastante grande para que al cocinar la pasta no se encuentre apretada, esto quiere decir que la pasta tiene que estar suelta dentro del agua, para evitar que se pegue en el fondo de la olla.

Se debe colocar bastante cantidad de agua, por ejemplo para cocinar ½ Kg. de pasta se debe usar casi un litro de agua, si la pasta es de calidad necesita mucha agua. Otro consejo para que las pastas salgan cocidas sin repasarse, hay que estar ahí mismo en la cocina, para no olvidarnos, en caso de irnos a hacer otra cosa en otro lado de la casa. Se debe ir probando bastantes veces, si ya están listos, por que un minuto de distracción, la pasta se apelmazará. En el agua que se va a hervir la pasta, hay que agregarle 1 ½ cucharada de sal por cada 500 grs. de pasta, y se le debe echar cuando el agua haya roto el hervor; por que se la agrega antes que el agua hierva, ésta soltará el almidón y ahí es cuando se pega. La sal hace que la pasta tome sabor y que al agregarla al tuco sea más sabroso, en cambio si no se le echara la sal al agua, aunque el tuco esté condimentado y todo, igual le faltará buen gusto.

 
 
  ventas e informes presupuestarios