platos de sitio  
 

Platos de sitio

Los platos de sitio son útiles para lograr una imagen decorativa en las mesas bien puestas. Son ideales estos platos de sitio, para hacer que la vajilla en general, se vea más presentable y elegante, logrando mostrar una especie de marco en la mesa, cuando hay un evento especial; como ser: una boda, un quince, un bautismo, etc. Estos tipos de platos estuvieron muy vigentes a finales del siglo XVIII, con el tiempo fueron dejándolos de lado y fueron olvidados, pero hace algunos pocos años, han vuelto a tomar su lugar en las mesas modernas.

 
     
 
 

Para una mesa elegante y moderna

El objetivo de estos platos de sitio, es para darle a la mesa, algo así como una vista, de que no está vacía, cuando las personas invitadas a comer se sientan a ella, esperando que le sirvan el plato principal. El cual va sobre este plato de sitio, de paso el calor del plato principal, queda en el de sitio, sin dañar el mantel o la mesa en sí. Comúnmente estos platos, que también se les llama bajo platos, son más planos que un plato playo de mesa común, además se diferencian de los otros platos, porque tienen un diámetro algo mayor a los que son para servir las comidas, estos platos de sitio, suelen medir entre 28 a 30 cm., para poder sobresalir sus bordes del plato playo principal, que va sobre él.

Los platos de sitio, al igual que los platos de comidas, están hechos en diferentes estilos, formas y materiales. Vienen en estilos informales y formales, modernos y antiguos, rústicos y delicados, etc. Muchos de los juegos de las vajillas que compramos, ya traen incluidos a los platos de sitio, si son de porcelana, cerámica o loza, o cualquier otro material que elijamos, vienen en colores lisos y que contrasten con el color de los platos de la vajilla en general, o también suelen venir en uno de los colores que traiga el diseño de toda la vajilla. Otro material muy llamativo en que vienen los platos de sitio, son de metal, como la plata, el aluminio, el cobre o el bronce. En caso de tener una mesa más informal, se pueden conseguir estos platos en materiales rústicos, como el cáñamo, el yute, el mimbre, la madera, etc.

 
 
 
 
 

Consejos de decoracion originales

Platos de sitio para lograr una mesa más original, pueden ser de acrílico, de vidrio o de piedra natural (que son los llamados platos de pizarra). Si se desea tener una mesa elegante, colocando un mantel blanco trabajado y una vajilla blanca, lo mejor sería colocar como platos de sitio, unos que sean de plata antigua. Entonces la estética cambia y no quedaría una mesa aburrida y sin vida. Para obtener una mesa minimalista, original y moderna, lo ideal es colocar platos de sitio cuadrados en color negro o cualquier otro, de porcelana brillante. Así podrá tener una mesa admirada por todos los comensales. Una mesa primaveral o romántica, puede lograse si se usan, platos de sitio de porcelana con motivos florales en fondo blanco, y con algún mantel liso en color verde suave, o blanco con algunas flores bordadas, sin exagerar, para que no se vea muy recargada, con las flores de los platos de sitio.

Y muchas otras posibilidades de armar mesas distinguidas y diferentes con los platos de sitio, usando un poco la imaginación y el buen gusto. Los platos de sitio son opcionales, se usan si se desea algo diferente, pero no son obligatorios para el montaje de una mesa en sí. Si la mesa fuera pequeña, o se tienen muchos invitados a comer, los platos de sitio llegarían a molestar, por la falta de espacio y lo único que lograrían sería achicar el espacio para las ensaladeras, las botellas de gaseosas, vino o agua, el pan, los vasos, etc. Se deben colocar los platos de sitio, en el momento de poner la mesa, en el sitio de cada comensal. Y se retirará de la mesa al final del último plato servido justo antes del postre.

Por lo tanto el plato del postre, no deberá ser servido sobre los platos de sitio. Es importante remarcar que, el plato de sitio está para marcar el lugar de la mesa, si se sirve sopa, por ejemplo, en un tazón de consomé, el plato del juego del tazón deberá estar sobre el de sitio, eso quiere decir que, éste no sustituye a ese plato que acompaña al juego de consomé. Se sirve la mesa igual que si no estuvieran los platos de sitio, pero se debe recordar quitarlos con el último plato, antes de servir el postre. Si no se quiere por algún motivo colocar los platos de sitio en el montaje de la mesa, no hay problema, se los puede usar para servir los quesos, para llevar una tarta a la mesa o porciones de pizza, o simplemente hacer un lindo centro de mesa.

 
 
  ventas e informes presupuestarios