sartenes  
 

Sartenes

Sartenes hay en todas las casas, nadie va a decir que no tiene, por más que diga que no hace comida frita. Puesto que también se puede hacer comida saludable en ellos. ¿Los sartenes o las sartenes? El objetivo es el mismo y da a entender que es un objeto del juego de cocina que acompaña a las ollas y que se puede comprar independiente de estas. De todas formas se le incluye en el juego y tiene las mismas dimensiones en el ancho que la olla, pero en el alto son mucho más bajas. Las tapas pueden ser intercambiables con el juego, por lo tanto la sartén se usara con tapa en los momentos que no queramos ensuciar el resto de la cocina.

 
     
 
 

Historia y evolucion

El sartén sirve para muchos usos, entre ellos freír y saltear, estas dos modalidades llevan una cantidad considerable de aceite, si queremos una comida más saludable será necesario usar el sartén con teflón que no necesita mucho y además tampoco se pega. Con el sartén podemos hacer unas ricas papas fritas, omelettes, crepes, tacos, fajitas, saltear verdura o carne de diferentes estilos, como chino, mexicano, peruano, etc. Hay sartenes dobles que son para hacer tortillas, la finalidad es que no se desarme cuando la damos vuelta, de todas formas hay una técnica que fue la utilizada siempre que es dar vuelta la tortilla y acomodarla en un plato, pero para esta técnica se necesitan años de experiencia ya que la tortilla si no está bien cocido el huevo tiende a desarmarse. También están las sartenes cuadradas para diferentes formas de fajitas o tortillas ideales para la comida mexicana, también en la cocina japonesa y china se usan esas formas.

La sartén tal cual la conocemos ha pasado por siglos de evolución, todo se inicia en la época del neolítico en donde aparecen los primeros utensilios y la carne de los animales recién cazados se comienzan a cocinar. Las primeras de ollas o sartenes serian en formas de cuencos que tanto servían para poner en el fuego como para beber agua, luego en un proceso evolutivo se llego a lo que es hoy un sartén. Los hay de diferentes tamaños siendo el más chico de un diámetro de 10 centímetros que se llama blitz. Los cocineros profesionales usaran un sartén de 38 cm de diámetro, pero el común esta en un entorno de 22 cm. Ese es un buen tamaño para hacer un rico omelette.

La evolución de la humanidad también fue la evolución de la cocina y las formas de producción de los alimentos hasta ser consumidos. Podemos decir que si empezaron en el neolítico, hoy tenemos miles de recetas y formas de cocinar. Las culturas se van desarrollando pero en un punto tienen coincidencias a pesar de los miles de quilómetros que las separan. Una tortilla existirá en Asia, África, América, Europa u Oceanía, pero tienen algo en común la forma de cocinarse, por más que la diferencie el relleno que le pongamos adentro. Si emparentamos a las ollas con las sartenes, las primeras como las ollas serian de barro, este tipo de objeto existió en todas las culturas con alguna variante mas avanzada.

 
 
 
 
 

Materiales y cuidados

Las sartenes pueden ser de diferentes materiales, tanto de metal como de aluminio, acero quirúrgico, hierro, teflón o también de barro. La sartén se suma al juego de ollas a pesar que también es un objeto que se compra de manera separada. El cuidado del teflón por ejemplo será no utilizar elementos que rayen la superficie cuando estamos cocinando. En el hierro fundido se deberá hacer una curación previa para que no se queme la comida ni se pegue, en las de acero usar bastante aceite o manteca ya que la comida ahí es común que se termine pegando y secando. En cuanto a las tapas intercambiables, la de la sartén servirá para una olla y viceversa. La función de la tapa es cuidar que no salte la comida y neutralizar un poco el olor. Hay buenos juegos de marcas de ollas que tendrán tapas visores en donde podremos ir verificando el estado de los alimentos. Las mejores ollas podemos decir que son de origen francés, al menos los que yo tengo me han dado muchísimas satisfacciones, ya que las he usado de manera permanente.

El cuidado de las sartenes implica lavarlas cuando se terminan de usar, esto evitara que el aceite se pegue de a poco, las sartenes de hierro se van ennegreciendo de a poco, de todas formas es bueno que tenga una cierta capa que las haga naturalmente anti deslizante. Con una buena conservación las sartenes nos duraran años, y serán las que nos acompañe durante mucho tiempo en la cocina. Cocinar es un arte y un acto de amor que se inicia desde chico, imitando por lo general a la mama para luego desarrollar nuestros propios platos.

 
 
  ventas e informes presupuestarios