juegos de teteras  
 

Juegos de teteras

Cuando invitamos a tomar el té siempre tendremos para presentar en la mesa un juego de té. Los juegos de teteras son de diversas formas. Hay para todos los gustos, en cerámica, porcelana, vidrio, plata y otros metales. Los juegos de te son para presentar una mesa formal, en donde la tetera será junto con el te la vedette de la mesa. Son como un matrimonio que va uno de la mano de la otra. La mesa de presentación del te será según las costumbres, por ejemplo en Inglaterra la costumbre es a las cinco de la tarde indica que el te está servido con masas, tortas, mermeladas tostadas. Esta tradición está arraigada desde que se convirtieron en grandes consumidores de té.

 
     
 
 

Origen de las costumbres

En todo el mundo se difundió el consumo del té, en medio Oriente también el consumo del se te hizo popular cuando un sultán los introdujo, y luego se hizo costumbre popular. Invitar a tomar el té es hasta el día de hoy, parar un rato, descansar, relajarse y estar con amigas para conversar. Un te hace bien al alma, es más que una infusión, es un tiempo para descansar tanto en la oficina, como en la casa. Los juegos de teteras pueden ser de cerámica, de porcelana, de plata y de diversas formas, pero la verdad como la clásica de porcelana no hay. La porcelana fue la búsqueda incesante de mezcla de materiales para lograr una vajilla fuerte y semi transparente. Los chinos fueron los que descubrieron la porcelana mezclando caolín, polvo de hueso y petuntse.

Nadie en Europa sabia de ese secreto tan bien guardado durante siglos por los chinos. Y las piezas para tomar el té eran casi imposibles de trasladar en los viajes ya que muchas veces se rompía, además el diseño y el gusto chino no tenía nada que ver con el gusto afrancesado de los europeos. Con mucho trabajo y dedicación algunas ciudades europeas se convirtieron en verdaderos laboratorios de investigación en la búsqueda de la mejor porcelana y los fabricantes de juegos de teteras y en general de vajilla fue compitiendo entre sí, el misterio de la fabricación de la porcelana estaba dado no solo por sus componentes sino también por su cocción.

Los juegos de teteras podían ser de barro como la loza de Delft que era lo más común en Europa, esta cerámica se cocía en un horno a baja temperatura y se debía revestir con esmalte para que no fuera porosa, el gres se hacía en Alemania, pero no era un material traslucido como la porcelana y carecía de refinamiento. La palabra porcelana viene de la época de Marco Polo, cuando viajaba a China, la palabra deriva del portugués que significa cerdo, porque las monedas de China tenían un dibujo con esa forma. Los juegos de teteras de Meissen fueron los que más se asemejaron a la porcelana china, en donde su fabricante Johann F. Bottger, nunca revelo su preciado secreto, y solo lo conocían sus más fieles empleados.

 
 
 
 
 

Tradiciones familiares

Hoy la vida moderna no nos da tiempo, al menos para hacer muchas veces las cosas que queremos, los juegos de teteras pueden ser heredados entre la familia, pero también comprados. Hay una infinita variedad de diseños y materiales. Desde los más prácticos y sencillos para la vida cotidiana, hasta los más costosos que se usan para ocasiones especiales. Los niños de hoy si no son educados en esas costumbres no tienen mucha idea de que se trata el tomar un buen te, ni de sus juegos de teteras, ni de los tipos de tés. Estas son costumbres y tradiciones que se pasan dentro de una familia, que además si los niños nos ven consumir te, y ven la mesa bien presentada lo harán en sus juegos, para ellos también hay juegos de teteras de plástico. Los juegos de teteras se comenzaron a fabricar como resultado del uso de la tetera, antes un solo cuenco resolvía todo.

Hoy tenemos además de la tetera varias piezas que conforman un juego. La variedad de juegos es increíble porque para cada tipo de té y su presentación se fabrica una tetera. Los juegos de cristal, las de cerámica, las de plata tienen muchas veces el colador dentro de la tetera, de esta forma filtran las hojas, la formad de preparar un buen te lleva su tiempo, primero se precalienta la tetera, luego se elimina esa agua, se echan las hojas se hidratan bien y se le echa el agua para hacer bien la infusión, se le hacen movimientos circulares y luego se sirve. Al te se le puede combinar con hojas de menta y otras hierbas, es para modificar el sabor, un buen te además de tener un buen sabor tendrá un buen color, y los juegos de teteras serán la mejor presentación para poder ser servidos.

 
 
  ventas e informes presupuestarios