teteras arabes  
 

Teteras arabes

Las teteras árabes son originarias de Marruecos y del Medio Oriente, la gran diferencia con el resto de las teteras es que son teteras hechas en metal algunas con metal y vidrio que tienen un gran trabajo en filigrana, con un gran labrado sobre el metal. En relación con el resto de las costumbres y formas de tomar el té tiene ciertas diferencias. Las personas piensan que la costumbre de tomar té, existe en los pueblos árabes desde siempre, sin embargo el origen del te es de China, con una antigüedad de más de 5000 años en donde no solo se desarrollaron los tés, sino también las teteras.

 
     
 
 

Origen y preparación del te

El té en China era una bebida reservada al emperador y su corte, tomaba el te blanco, te de reyes, de exquisita suavidad, también estaba el te rojo, el verde, el negro, y todas las combinaciones posibles con distintas especies que le adicionarían otro sabor. En los viajes a China fue un comérciate árabe el que lo introdujo y lo describe como una hierba de mas hojas que un trébol y excelente sabor. Durante el reinado del Sultán Mulay Ismail es que se comienza a consumir te pero no de manera popular, sino que fue un te exclusivo y reservado para la corte, con la finalidad de ser presentado en la tetera es que se comienzan a fabricar teteras árabes distintas a las teteras tradicionales de barro o porcelana, muchos años pasaran para que la bebida se popularice, y llegue a formar parte de la cultura magrebí.

Por la fabricación de las teteras árabes, los artesanos musulmanes siempre se destacaron haciendo trabajos de mucha manualidad llena de pequeños detalles, trabajando y tallando los metales como la plata, el oro, cobre, alpaca, bronce, etc. La forma de servir el té en los pueblos árabes es también una ceremonia. Lo primero es aceptar una invitación en donde no solo el anfitrión se siente agradecido por recibir, sino para el invitado un honor haber sido tenido en cuenta. El te lo prepara el dueño de casa, si este no estuviese lo puede hacer su hijo mayor o la persona de más edad, también la mujer de la casa. La forma de ser servido es en una tetera árabe, primero al ingresar a la casa se lavan las manos en agua fría.

Luego alguien traerá la caldera llena de agua, la caja de té verde, el azúcar y los vasos pequeños con ramitos de menta fresca. Cuando el agua comienza a hervir se deposita en la tetera una cucharada de tamaño postre de té verde por cada dos vasos de té. Se hace la infusión revolviendo en movimientos circulares la tetera para remojar el té, y se vacía el contenido en un vaso, con lo que queda en la tetera luego se sirve en los vasos y se vierte la menta, cuanto más tiempo este en la tetera el té verde mas fuerte será. Se toma con un terrón de azúcar y mientras se va consumiendo la infusión será cada vez más fuerte que la anterior. Este rico te se acompaña con dulces de pastelería árabe a base de hojaldre, miel y frutos secos.

 
 
 
 
 

Costumbres y particularidades

Una tetera árabe antigua tiene un gran valor comercial, primero porque son hechas de manera artesanal, segundo porque son tan hermosas en su trabajo que se pueden usar de elemento de decoración. Tanto en plata, alpaca, son hermosas teteras para no guardar. Un coleccionista de teteras seguro las tendrá en el lugar más apreciado y a la vista de todo el mundo. Por eso la diferencia de la preparación en una tetera árabe, a una tetera de porcelana china, en algunos puntos se compartirá la técnica del preparado pero en otros será bien distinto. El recibimiento es algo muy importante en ciertas culturas en donde se guarda un respeto especial por el invitado.

El té es la segunda bebida más usada después del agua, tiene un montón de beneficios adicionales que contribuyen a la salud. El té verde tiene cualidades especiales que ayudan a la digestión, a la hidratación, tiene componentes antioxidantes, regula los niveles de colesterol, es un buen diurético y es de bajo contenido calórico, pero también no permite la absorción de la vitamina B1, y si se lo toma con asiduidad dificulta la absorción del hierro. El té verde como cualquier te posee teína, y no es apto para personas hipertensas. Algunos estudios científicos han comprobado que el cáncer ce colon no tiene gran incidencia en los países de Asia, y es un buen digestivo. Como todo en la vida no se debe consumir con exceso y evaluar sus contraindicaciones.

 
 
  ventas e informes presupuestarios