teteras chinas  
 

Teteras chinas

El origen de te es tan antiguo desde que el hombre descubrió que con hojas secas se podía hacer una infusión, los conocedores del te dicen que para cada te hay una tetera, originales de China, las teteras en sus comienzos no eran con la forma actual sino eran cuecos de barro en donde se colocaban la hebras de té, se calentaba el agua y luego se bebía. Esta cazuela o cuenco derivo en la forma de tetera. Las teteras se hacían de barro, o de cerámica, hasta que se descubrió la porcelana. Los artesanos fueron quienes le dieron forma a la tetera, la finalidad era dejar reposar las hojas para lograr una mejor infusión, y no quemarse. El objetivo era llegar a hacer la mejor tetera, y para ello la porcelana y la cerámica se fueron desarrollando en las distintas dinastías.

 
     
 
 

¿Por qué son las mejores?

Hoy las teteras se pueden clasificar por su origen, su función, el tipo de té que se va a tomar en ellas, el té como infusión se difundió por todo el mundo, es de consumo mundial, pero las mejores teteras obviamente nacieron en China. Hacia finales de la dinastía Ming los artesanos realizaban finísimos trabajos en teteras, haciéndoles distintos dibujos, grabando historias y escribiendo sobre ellas en una delicada caligrafía. O podemos pensar en una rico te si una hermosa tetera, es como un matrimonio indisoluble, que se acompaña uno al otro, y para los conocedores del té, es toda una ceremonia. Las teteras chinas se han hecho de distintos materiales con composiciones de arena, jade, barro, laca, ágata, jade, porcelana, bambú. De todas las teteras las más conocidas en el mundo son las teteras de Jixing.

A diferencia de las del resto, las teteras de Jixing son reconocidas en el mundo por su calidad, es una arcilla diferente y su uso se remonta desde la dinastía Song, se trabajaba con arcilla que tenía un color especial, el color que le da la arcilla es en las tonalidades del rojo terracota y marrón, son conocidas como cerámicas de color purpura, no se esmaltan y de dejan al color natural, su prestigio deviene de que son teteras que conservan muy bien el calor, no modifican el gusto de la infusión, además de ser conductoras lentas del calor, famosas en todo el mundo, también son irrompibles, soportan encima hasta el peso de una persona, y cuando se las golpea emiten un sonido especial. La producción de teteras de Jixing era especialmente para la realeza, muchos artesanos se concentraba en ese lugar y hasta poetas para que sus poesías quedaran grabadas en las teteras se mudaban a esa zona.

 
 
 
 
 

Materiales usados

Otras teteras chinas muy importantes son las de porcelana, la porcelana es traslucida está hecha con caolín, cuarzo y polvo de huesos. De las teteras chinas las hechas con porcelana también son hasta el día de hoy objetos importantes para poder realizar un buen te. La porcelana se comenzó a usar en China durante la Dinastía Tang, aunque los historiadores dicen que hay algunas evidencias de fabricación en la Dinastía Sui. Algunas piezas eran hechas a pedido de los emperadores, fue la Dinastía Ming la que estableció la fábrica imperial en la ciudad de la porcelana, la llamada Ching Te Che. Las piezas eran hermosísimas en color blanco que dejaban ver claramente el color del te cuando se estaba realizando la infusión.

Hay que pensar que en la actualidad hay mas de 2000 tipos de tés, pero los más conocidos son el te blanco, el rojo, el negro y el verde. Las teteras chinas fueron evolucionando en la búsqueda de hacer el mejor te, esa era la función del artesano buscar cada día la mejor calidad para poder hacer una excelente infusión. Durante los viajes de Marco Polo se intento averiguar cómo eran los componentes de la porcelana tratando de extraer la formula, pero fue casi en vano, en Europa las porcelanas no pudieron ser replicas de las porcelanas chinas, más bien que crearon excelentes porcelanas pero basados en la prueba y error utilizando varios componentes.

También se hacían teteras chinas de hierro, pero el gusto es diferente porque se puede modificar con las partículas de metal que pueden saltar del interior de la tetera, lo mismo sucede con el bambú, tomar el té y hacerlo en una tetera de estas características modificaría el sabor. Es indudable que las teteras chinas para los conocedores del te son las preferidas, las de porcelana han sido distinguidas a través del tiempo, no solo porque en China han sido los pioneros tanto del té como de la tetera, sino porque una cosa va de la mano con la otra, el mundo occidental también lo reconoce. En China nacieron las teteras y a partir de estas se difundió no solo el té, sino el arte e beberlo.

 
 
  ventas e informes presupuestarios