teteras japonesas  
 

Teteras japonesas

Las teteras japonesas en sus inicios eran solo utilizadas para hervir el agua del té, luego se convirtieron en las teteras que hoy conocemos. Estas eran fabricadas originalmente en la región de Iwte en el nordeste de la isla japonesa de Honshu, hoy se fabrican a una mucha mayor escala, según antiguas técnicas que tienen más de ocho siglos de conocimiento. Se exportan a Occidente y son reconocidas en el mundo porque tienen un esmaltado especial además de un muy bonito diseño, gracias a este esmaltado la tetera no larga elementos tóxicos que pueden ser dañinos para la salud.

 
     
 
 

Propiedades de esta tetera

Estas teteras tienen memoria, con esto se quiere decir que son teteras que conservan el gusto del te anterior y lo refuerzan en los siguientes usos, siempre usando el mismo sabor de té. El único problema es que la base de la tetera se oxida y suelta partículas de hierro, antes se creía que eso era beneficioso para la salud ya que era un aporte suplementario de consumo de hierro, hoy representa un peligro. Estas teteras de hierro tienen la capacidad de conservar por mucho tiempo el agua caliente, son ideales para una buena infusión tanto de tés negros como para los verdes y otros medicinales.

Lo mejor es tener siempre a estas teteras bien secas luego de su uso para que nos herrumbren, no lavarlas con jabón ni fregarlas, nunca dejar mucho tiempo el agua estancada o el té, luego de su uso enjuagarla secarla y destaparla para que se seque bien su interior, y tener cuidado en su manipulación para no quemarse. Estas teteras japonesas de hierro colado antes de ser curadas pueden ser pintadas en su parte exterior con una hermosa patina. Para mantener este efecto jamás usar detergente, ni colocarlas al fuego directo. Son teteras artesanales japonesas que se venden al mundo, se usan para tomar té, hacen una excelente infusión y en la ceremonia del té son muy usadas.

 
 
 
 
 

La ceremonia del te

La ceremonia del té en Japón es un ritual de preparación del té verde o te de Matcha. El origen y el consumo del té en Japón se fue dando gracias a que en el siglo IX los monjes budistas introdujeron el te desde China, luego se popularizo su consumo. En la ceremonia del té, el te usado, es el té verde o de Matcha que es un té en forma de polvo, se consumía te porque se decía que proporcionaba un estado de calma y serenidad, los seguidores del budismo chino hicieron que la religión evolucionara hasta convertirse en el budismo Zen. Al principio los anfitriones trataban de impresionar a la gran cantidad de invitados haciendo gala del servicio del té, sirviéndolos con ropa y mobiliarios costosos, luego se irían estableciendo reglas y normas para su preparación. A los finales del siglo XV el monje Murata Juko comenzó con la costumbre de la ceremonia del té basándose en los principios del budismo Zen, sirviéndolo de una manera sencilla y simple dejando de lado toda la ornamentación, y logrando con pocos utensilios una forma de servirlo para agasajar a los invitados de manera simple.

En el siglo XVI ya se tomaba el té de la manera que se sirve en la ceremonia del té, rescatando la simplicidad el gusto por lo sencillo y agradeciendo por todo lo que nos da la naturaleza. Es una ceremonia de conocimiento del té, de disfrute por tener invitados en la cual hay que tener cierta preparación. Algunas de sus bases filosóficas son: agradecer por el disfrute de cada cosa y que cada cosas esa única, y lo que tuviera un defecto es más apreciado por ser irrepetible, todo lo que era sinónimo de ostentación era rechazado. Hay cuatro principios que se consideran básicos en esta filosofía del camino del te: armonía, pureza, respeto y tranquilidad. Gracias a las escuelas del camino del té, se ha mantenido la costumbre y esta filosofía. La ceremonia del té representa lo que es la filosofía Zen. No deben existir prisas ni preocupaciones, se vive en el ahora, solo debe reinar la paz y la armonía, es importante la cortesía y en cada detalle de la ceremonia del té estaría concentrada al belleza.

Es una ceremonia en donde el anfitrión celebra con sus invitados, se coloca el alma como un regalo para que disfruten de la sensación de paz. Los utensilios que se usan son: tetera de hierro, cucharita para el té, tazones, cucharon de bambú, recipientes de cerámica para tomar el té. Una ceremonia del té completa durara más o menos cuatro horas. Se sirve una comida liviana, después los dulces, se toman 3 tipos de te diferentes, se saluda y se agradece todo el tiempo con una reverencia que tienen además varios significados. Pueden participar tanto hombres como mujeres, se es entrenado durante años hasta que se pueda realizar correctamente, es un regalo que se toma como un gran honor por parte de los invitados. En la ceremonia del té cada palabra, cada gesto serán solo los imprescindibles. También un invitado deberá saber los requisitos mínimos de comportamiento para no quedar desubicado en la ceremonia.

 
 
  ventas e informes presupuestarios