fabricas de vajilla  
 

Fabricas de vajilla

Cuando queremos comprar una linda vajilla nos guiamos por la tradición de nuestras abuelas, si pensamos que es la vajilla en nuestra vida, es un elemento de uso diario, pero en ciertas ocasiones la vajilla será un momento de distinción en nuestra mesa. La porcelana se remonta a tiempos pasados, y aunque no lo creamos tiene una técnica que fue inventada en China y prevalece hasta el día de hoy. La vajilla fina no es justamente la que vamos a utilizar para todos los días, la de uso diario será una vajilla que si se rompe no nos causar mucho dolor, pero esto no sucede con la vajilla más delicada, sentiremos que no es tan fácil reemplazarla y además es cara.

 
     
 
 

Origen y progreso

Dentro de la vajilla podemos clasificar a las fábricas por su lugar de origen. Hay fábricas de vajillas que tienen siglos de tradición, que se desarrollaron en Europa y sobreviven a nuestros días, en platos, fuentes juegos de café, de té, etc. y son marcas reconocidas en el mundo. Tenemos la porcelana inglesa, la porcelana checoslovaca, la china, la japonesa, la italiana, y por supuesto la francesa. Limoges es un pueblo den Francia donde hay una fábrica de vajilla que existe hace siglos, se ha ganado el prestigio del mundo por haber sido desde el siglo XI un centro de arte prospero, también fue la escuela de la música medieval. El siglo XIII tomo a Limoges en todo su esplendor, en el centro del el pueblo había una ciudad amurallada con su castillo y su Abadía, y fuera del pueblo vivían los barrios populares. En el año 1792 el castillo se unió con el pueblo para conformar una única ciudad, la ciudad de Limoges.

Durante la Revolución Francesa muchos edificios religiosos fueron destruidos incluyendo una gran Abadía. Ya en la ciudad instalada y en actividad se comienza desarrollar la industria de la porcelana en donde casi todos los habitantes participaban de alguna forma de esa industria, se comenzó a conocer a esa fábrica de vajilla como porcelana Limoges, ya que en las cajas para su exportación y distribución por toda Europa así estaban marcadas. En el siglo XIX la ciudad se destruyo y se volvió a re construir, ya que era considerada una ciudad insalubre e insegura, debido a los estallidos sociales, la prostitución y la inseguridad. Por primera vez iniciado el orden en 1895 nace la primera confederación de trabajadores la famosa CGT. Para ese entonces ya la porcelana estaba consagrada y era conocida en el mundo entero por su técnica y su belleza. También antes en Sevres se había instalado otra fábrica de vajilla, dedicada a la producción de objetos delicados.

Pero la realidad era que la porcelana era un invento chino creado durante la dinastía Tang y desarrolladas en las siguientes dinastías alcanzando su máximo esplendor durante la dinastía Ming entre los años 1380 al 1644, en donde se producían obras maestras de artesanía como jarros, botellas, vasos para la famosa ceremonia del té en donde quedaban plasmados los rituales. Los esmaltes eran craquelados y los motivos eran las flores de loto, los paisajes, los dragones etc. fue por los viajes a oriente realizados por los europeos que importan la técnica de la fabricación de porcelana. Como era imposible trasladar durante los largos viajes piezas de semejante delicadeza es que tomaron sus conocimientos y comenzaron a fabricarlos en diferentes partes de Europa, la porcelana se difundió rápidamente y muchos talleres conservan el prestigio hasta el día de hoy.

 
 
 
 
 

Porcelana europea

La fábrica de vajillas de porcelana tenían la técnica del trabajo en porcelana fría en donde era muy importante la mano del artesano para pintar. Otra fabrica importante de vajilla fueron las porcelanas Capodimonte, que surgió de una boda real en donde se quería fabricar para esa ocasión una porcelana diferente a las ya existentes, la calidad de esta porcelana fue lo que le valió durante siglos el prestigio, el empaste se compone de caolín, cuarzo y feldespato y en la elaboración primero se moldea manualmente, y se cuece en dos fases. La verdadera fábrica de Capodimonte estaba situada en las afueras de Nápoles, que a finales del siglo XVIII toda la fabricación de vajilla se caracterizaba por motivos y dibujos romanos.

También se fabricó porcelana dura, la famosa porcelana Meissen, tomar alguna infusión en esta vajilla de porcelana era sinónimo de status, todas las porcelanas tanto las de Sevres, Limoges, o Meisen eran considerados artículos suntuarios, en donde la fabricación y el consumo estaban de la mano con las casas reales. Con el desarrollo de las tecnologías hay fábricas igual que perduraron en el tiempo y dieron lugar también a otras. Desde 1953 la marca italiana Verbano se instaló para quedarse, con un nombre prestigioso y una fabricación que incorporo diseño y calidad. Esta fábrica de origen italiano pero después instalada en Portugal supo también ganarse un lugar en la historia de las porcelanas.

 
 
  ventas e informes presupuestarios