precios de vajilla  
 

Precios de vajilla

La vajilla es un elemento que se utiliza en todas las casas, sirve para poder presentar la comida por lo tanto en todas las casas existe, las hay para uso diario, y más delicadas para casos especiales cuando tenemos invitados y hacemos alguna reunión especial. La vajilla habla de nosotros ya que representa educación, buen gusto y condición social. Algunas vajillas son pasadas de generación en generación porque son vajillas tradicionales y costosas. Los precios de vajilla pueden ser notoriamente diferentes, ya sea por su calidad, por su material, y por el origen de su fabricación, también para los coleccionistas los precios de la vajilla pueden variar debido a su antigüedad.

 
     
 
 

Tendencias modernas

La preferencia hoy en la decoración es una tendencia minimalista en donde se utilicen my pocos accesorios pero que sean funcionales en su uso. Una pareja joven o una persona que se va a vivir sola por primera vez, comprara un juego de vajilla no de muchas piezas y con tendencias más modernas que una vajilla inglesa por ejemplo. La idea es que la casa sea agradable en su decoración, gastando poco dinero y que sea práctico. Una buena elección seria la loza rectangular y cuadrada que puede servir no solo de plato en una comida, sino también de fuentes cuando tenemos que poner en una mesa tipo bufet.

Muchas veces nos pasa que en la primera casa los familiares y amigos quieren hacernos un regalo, una buena opción es hacerles saber qué es lo que nos gusta para la decoración de la casa, de esa forma podremos armar un lindo juego de vajilla sin tener que gastar un centavo. Podemos hacer combinaciones de colores y dibujos en vajilla que tenga la misma forma y sean de la misma colección, podemos comprarla toda blanca y combinarla con algunas de diferentes colores, o servir la mesa en un lindo mantel estampado que le dará un toque de color.

En decoración lo primero que hay que crear el impacto visual a través de la armonía y el buen gusto, la comida también es parte de esta comunión de alimentos y decoración. Nada debe quedar librado al azar cuando tenemos invitados, un centro de mesa, unas velas, los aromas, la comida y la bebida es lo que harán que la gente se sienta confortable. Recibir es todo un arte y de cosas simples se puede lograr un buen ambiente, salir a buscar precios de vajilla en los bazares, en las casas de decoración, y armar la reunión que queramos es el resultado de la búsqueda. Lo más importante será que si se pasa bien todos hablaran de nosotros y de lo bien atendidos que estuvieron en la casa. Así que a poner la casa en orden que no es tan difícil recibir.

 
 
 
 
 

Valor de estas antiguedades

Hay casa de remates que valoran mucho el tiempo en que fueron fabricadas, ya que hay coleccionistas que quieren vajilla de Sevres, Limoges, Capodimonte, vajillas muy finas y solo para entendidos. La vajilla en la historia de la humanidad fue evolucionando, pero en la época de las dinastías chinas en el afán de inventar el Jade, se creó la porcelana. La porcelana es una mezcla de diferentes compuestos formado por el polvo de huesos, caolín, feldespato (rocas ígneas) y cuarzo. Durante los viajes de intercambio comercial entre Europa y China, la nobleza comenzó a interesarse por la porcelana como objetos de suntuosidad y lujo.

Pero había dos problemas uno era el riesgo de llevar las piezas tan delicadas de un continente a otro, y además los dibujos de las vajillas no eran del gusto afrancesado de los europeos. De ahí surge la necesidad de comenzar a fabricar en diferentes puntos de Europa la propia vajilla. Las técnicas eran celosamente guardadas por los chinos, y en el deseo de los europeos de tener una vajilla fina es que comenzaron a investigar cómo fabricarla. De los centros de fabricación más importantes podemos decir que se concentraron en Francia, Bavaria, Gran Bretaña, Italia España y Portugal.

Las casas reales muchas veces financiaban los emprendimientos y supervisaban la creación de las vajillas, los artesanos trabajaban para alguna casa real en especial que se iba a distinguir por su propia vajilla. El material de la vajilla es muy importante, de ahí los precios de vajilla también oscilaran, hay piezas que son realmente caras. Se supone que si somos personas que no organizamos grandes eventos en la casa y que si no tenemos una vida social muy activa no vamos a comprar una vajilla muy costosa. Hoy en día podemos encontrar varias opciones en los bazares que no son necesariamente caras y que nos dan la opción de vestir la mesa de manera elegante combinando piezas clásicas con modernas. Ben sabido es que los colores blancos siempre irán con todo y que lo único que hay que resaltar es el mantel.

 
 
  ventas e informes presupuestarios