vajilla de colores  
 

Vajilla de colores

Una vajilla es el conjunto de elementos que facilitara la tarea de algo tan cotidiano como la alimentación. En el hogar podemos tener la primera vajilla de uso diario que nos acompañó cuando decidimos vivir solos y también una vajilla que puede ser más elegante que se usara solo para casos especiales cuando recibimos invitados. Hoy en día las vajillas tienen una variante tanto de formas como de colores, frente a la tradicional blanca que encaja con todo y es además muy clásica.

 
     
 
 

Divertidas y decorativas

La vajilla de colores alegra la mesa y se pueden combinar con otras vajillas de color liso neutro. Las formas hoy pueden ser variadas, aunque la moda indica que las cuadradas y rectangulares admiten dibujos y líneas minimalistas para realzar más que nada los colores y los sabores de los platos. En la sensación visual el plato no debe privilegiarse frente a la comida sino que es el complemento de un todo. Hoy gracias a los diferentes materiales las vajillas tienen hoy un presente menos aburrido, las vajillas de colores adornan las mesas de manera más informal. La calidad de las vajillas están dadas por el tiempo de duración y el material con lo que están hechas, hay vajillas de porcelana china (que están hechas de cuarzo, polvo de hueso y caolín) son porcelanas de una transparencia muy delicada pero a pesar de eso son material resistente.

También hay otras vajillas menos costosas que son de cerámica, de vidrio y algunas combinadas con algunos apliques en madera. Una vajilla sencilla está compuesta con 56 piezas aproximadamente. Es la vajilla de uso cotidiano que también algunas veces se pueden adaptar para uso más sociales, como alguna reunión. El tipo de vajilla que tengamos en casa es lo que mostrara a los demás que clase de anfitriones somos. Si nos gusta cocinar e invitar, la persona que viva en esa casa tendrá todos los detalles dispuestos para agasajar a sus amigos. Es muy importante no dejar librado ningún detalle al azar que nos puede hacer pasar un momento poco grato. La buena presentación de la comida es parte de la diversión.

 
 
 
 
 

Tips de interiorismo

Poner una mesa a veces no nos resulta sencillo, sobre todo si no nos alcanzan todos los lugares para sentarnos a la mesa, pero hay varias modalidades de poner una mesa para que todos se sientan cómodos y es la forma de autoservicio. Podemos preparar un bufet, la forma de disposición de las mesas siempre se encontraran cerca de la cocina, de esa forma se simplificara el pasaje de reposición de la comida. Lo que se pondrá en cada mesa, debe ser práctico, ya que estamos evitados sentarse. En la mesa habrá bandejas ya servidas con los alimentos, platos, cubiertos, copas y vasos, servilletas de papel, cubitos de hielo con su pinza, flores o candelabros de decoración, las botellas con sus platitos o dispuestas en jarras. También puede haber una mesa auxiliar para los tragos con los vasos para que o incomoden en la mesa del bufet.

Si el mantel es blanco podemos alegrarlo con una linda vajilla de colores, buscando siempre resaltar la vajilla sobre colores lisos. Es muy importante que al recibir invitados estos se sientan cómodos. Cada tipo de vajilla se usara en un momento especial, no es lo mismo invitar a conocidos, amigos, familiares que a nuestro jefe. De todas formas hay costumbres que se han ido perdiendo, para dejar avanzar a costumbres un poco más relajadas en donde tanto anfitrión e invitados disfruten por igual. También hay una bebida para cada ocasión, que va a acompañarnos en la mesa, con sus diferentes vasos y copas. Todo esto conforma la vajilla, y sabremos usarlas en cada circunstancia. Para llevar a cabo una reunión vamos a tener en cuenta la cantidad de personas que vamos a invitar y qué tipo de relación tenemos con cada una de ellas.

Hay reuniones circunstanciales en donde no vamos a poner un juego de vajilla de colores, sino una temática mas clásica en el servicio y la comida acompañará también con platos comunes y no rebuscados. En estas reuniones lo mejor es hacer todo sencillo para que termine bien y cuanto antes. Tanto las flores como los candelabros se usaran a discreción esto se debe a que no hay que recargar los rincones con flores, así como abusar del uso de los candelabros. Estos mejor dejarlos para las cenas intimas. El éxito de la reunión estará garantizado por 3 cosas, la primera es la lista de invitados que sean más o menos parejos entre sí, la comida, y obviamente nosotros que haremos que todo salga maravilloso. Lo importante es no poner en situación incómoda a alguno de nuestro comensales cuando presentamos alguna vajilla en donde no sepan como desenvolverse, usar objetos comunes es lo mejor para estos casos.

 
 
  ventas e informes presupuestarios