vajilla de porcelana  
 

Vajilla de porcelana

La vajilla es algo necesario y útil que está en todos los hogares, hay de diferentes materiales y calidad, eso es lo que dará su tiempo de duración y además representan en algunos casos objetos suntuosos. La vajilla de porcelana muchas veces son piezas heredadas entre la familia ya que son objetos caros que además son guardados cuidadosamente ya que la reposición de piezas muchas veces no es fácil. Es de tradición tener una buena vajilla heredada de la abuela en conjunto con la platería. La vajilla luce la mesa, la comida, la reunión de invitados, y nos deja a nosotros como buenos anfitriones que sabemos atender.

 
     
 
 

¿Por que es la mas buscada?

Una buena vajilla será la que tenga muchas piezas además de los platos hondos y planos de postre, fuentes, y se complemente con accesorios diversos. Tenemos que pensar que para esto hay que tener un buen espacio en la cocina, guardándola en cajas para que nos se estropee. Hay toda una técnica de producción en la vajilla de porcelana, que viene desde épocas remotas de la humanidad hasta llegar hasta el día de hoy a nuestra mesa. La vajilla de porcelana hechas en China son una mezcla de cuarzo, polvo de hueso y caolín, estas son vajillas sumamente finas y traslucidas, también hay algunas que no tienen polvo de hueso y son más gruesas y menos traslucidas. Hubo en Italia una porcelana que también se destaco en una prueba para hacer una porcelana exclusiva para una boda real, la porcelana Capodimonte, el éxito fue rotundo porque aplicaba una técnica mejorada.

Otras fábricas también en Europa con técnicas que perduran hasta el día de hoy fueron en las ciudades de Meissen y en Sevres y Limoges. También la vajilla inglesa ha alcanzado un lugar de prestigio y se conoce por sus colores blancos y azules o verdes con temáticas de la naturaleza, y cacerías. En las casas hoy en día la vajilla es de uso corriente, las hay de plástico, de vidrio, y otros materiales, pero la vajilla de porcelana representa un lujo de vajilla que vamos a usar cuando tenemos invitados en ocasiones especiales en donde haremos que se luzca nuestra mesa. El éxito de nuestra reunión estará dado por la amabilidad que tengamos y la educación en el arte de recibir.

 
 
 
 
 

Origen y surgimiento de la porcelana

El origen de la vajilla china, data de la dinastía Tang en el 681-906 D.C. surgió como el deseo de imitar la piedra del jade, fue una arcilla blanca resultado de una mezcla de caolín, y pentuntse. Esta arcilla genero una porcelana que se diferencia de otras cerámicas por su resistencia, su impermeabilidad y su traslucidez, además de un alto poder de vitrificación. Esta porcelana era muy solicitada por los Emperadores que además eran como mecenas que patrocinaban el desarrollo de la porcelana china, y en la producción se realizaban platos, alhajeros, figuras, jarrones, que se dividen en cada periodo de las diferentes dinastías. Se han logrado excelentes piezas que luego con la misma técnica y algunas variantes no solo se desarrollaron en China, sino también en Japón, Limoges, Sevres y otros lugares.

La pintura de la vajilla de porcelana se realiza con una mezcla de tierras minerales, aceites y se hornean a altas temperaturas en hornos de barro que llegan a tener casi 1200 centígrados, esto permite que la pintura se funda en la porcelana. El artista que pinta debe tener muy buen pulso, ya que no se puede tocar con la mano la porcelana ya que la pintura está fresca hasta el momento de su horneado. El color blanco no se utiliza porque es el mismo color que tiene ya la porcelana. En la historia la porcelana tiene una vigencia de más de 1000 años, ocupando un lugar en la historia que se relaciona con las clases altas de la sociedad y también popularizada entre los plebeyos. Son artículos de lujo que todos quieren tener. En China las dinastías Sung, y Ming fueron grandes productoras de porcelana también fueron mejorando la técnica de producción.

La vajilla de porcelana de té, fue un descubrimiento de los europeos en los viajes a Oriente. Como eran muy delicadas de trasladar y además como los artesanos chinos no tenían interés de cambiar los diseños para halagar los gustos de los europeos es que los venecianos y los florentinos comenzaron en Europa a fabricar su propia producción de vajilla. Adaptaron las técnicas a nuevas modas, pero había que descubrir las técnicas que estaban bien custodiadas por los Chinos. Esta técnica recién se termino de conocer en el año 1703 y a partir de allí en centros como Sevres y Limoges comenzaron a producirse las mejores vajillas de porcelana europeas. En Japón por influencia China también se desarrollaron los talleres japoneses que tenían un esmalte muy delicado, los centros de producción eran Seto y Kioto.

 
 
  ventas e informes presupuestarios