vajilla para te  
 

Vajilla para te

La vajilla es algo que todos tienen en sus casas, sin importar la condición, porque desde el más humilde al más rico necesitara tener una vajilla para poder servir la comida. Hay diferentes tipos de vajilla para cada ocasión y la vajilla para te como lo dice su nombre es justamente para la hora del té. Para los ingleses la hora del té es sagrada, lo mismo sucede en China y Japón en donde la costumbre de tomar té es un ritual y ceremonia. Conjuntamente con el té se acompaña una buena vajilla para te.

 
     
 
 

Tradiciones y costumbres

Según los ingleses el té de las 5 es una costumbre muy arraigada, que se realiza desde que se descubrió en la India algunas de las virtudes del te más rico del mundo. Lo primero que debemos tener es un buen te, de buena calidad. Por lo general estos tés son tés negros que provienen de las montañas de la India, la zona de Sri Lanka, un té que se recolecta a mano, que se seca de forma artesanal, y fue conservado e forma correcta para lograr un buen te. Con este te la bolsita no es lo indicado, ya que las hojas pulverizadas se depositan en la tetera con agua, las mejores son las de loza vidriada que mantienen bien la temperatura, las hojas de te se hincharan y con un movimiento giratorio se irán hacia el fondo de la tetera, durante el tiempo que se esté haciendo la infusión no hay que tocar las hojas, más bien que queden en reposo.

El primer paso es hervir el agua, en el segundo paso se llena la tetera y se deja que se caliente por esa agua hervida, la proporción de té y agua es por cada taza se le pone una pequeña cucharita de té, sin colmarla mucho, se pone una chacharita mas para la tetera. El te siempre se deja reposar así se hará la infusión, el proceso de infusión puede llevar entre 5 y 10 minutos, según lo fuerte que queramos tomarlo. En el momento de servir el te ira directo a las tazas, en estas tazas si se quiere después se puede agregar leche o crema que fusionara sin mezclar. El te tiene una tradición de más de 5000 años, pero en Europa y en especial en Gran Bretaña, el se te comenzó a consumir en el año 1652, comenzó a sustituir a la cerveza como bebida nacional. La cerveza era más popular que el té.

En la década de 1860, el té de las 5 de la tarde se convirtió en una ritual hasta que también fue usado después de la cena como digestivo. El te comenzó a tomar popularidad y a arraigase cada vez más, se tomaba en todas las casas y la clase alta en negocios que eran las casas de té. Allí concurrían grupos selectos de la sociedad a conversar y a intercambiar ideas, se acompañaba el té, con bocadillos dulces, panes, mermeladas, se concurría 15 o 30 minutos antes de las 5. La mesa estaba servida con vajilla de té y platería, esta vajilla estaba compuesta por taza y plato de té y para poner los alimentos, plato de postre. La infusión de se te serbia desde las teteras de plata. Los invitados tenían buenas costumbres y se destacaba el té de la tarde.

 
 
 
 
 

Estilos para decorar y servir

Cada estilo y cada vajilla acompañará una situación determinada, la vajilla inglesa además de ser excelente, está asociada con el té, el juego de te está conformado por una bandeja, la tetera, un samovar para el agua caliente (un dispenser) una jarra con leche y la azucarera, una cucharita, un colador y un plato chico para poner las hojas de te ya usadas, los platos de postre y la taza de té con su platillo. Los juegos de te pueden ser de diversos matariles, pero los hay de porcelana, loza, cerámica y barro, la platería será para los elementos líquidos.

Muchas veces los juegos de té, se heredan entre la familia, y se hace de esta reunión una verdadera ceremonia familiar en la tarde de algún domingo. Otro detalle a tener en cuenta es el mantel. El mantel engalana a la mesa, el color más usado para este tipo de reuniones son los colores blancos, con algún bordado, si son de hilo mucho mejor, y si son hechos por la abuela le dará a nuestra mesa un toque de distinción maravilloso, las servilletas de la misma tela que el mantel, el mantel aunque sea de fibra debe ser de buena calidad.

Los manteles tienen diferentes tamaños según la cantidad de servicios que se quieran realizar, hay redondos, cuadrados, ovalados, rectangulares. Cada servicio tendrá una taza con su plato, un plato de postre, un tenedor y un cuchillo y su cucharita correspondiente. El juego de vajilla de te puede ir tanto en la mesa como en una mesita auxiliar, en la mesa irán tortas, tostadas, mantequilla, diferentes dulces, rodajas de limón, etc. el se te sirve tanto por el personal de servicio o el mismo anfitrión, y se toman varias tazas durante la invitación a tomar el té.

 
 
  ventas e informes presupuestarios