vasos cerveceros  
 

Vasos cerveceros

Si vamos a organizar una fiesta debemos saber que tipos de vasos y copas debemos poner en la mesa, se trata de protocolo y etiqueta además de hacerlos sentir cómodos a nuestro invitados, si la bebida elegida es la cerveza vamos a decorar la mesa con unos lindos vasos cerveceros y no vasos de tragos largos o de whisky. Los vasos cerveceros no deben faltar en ningún bar hogareño, por limitado que sea. Tenemos infinidad de diseños y materiales que no son solo vidrio. Por ejemplo los cerámicos. Estas jarras cerveceras son cómodas porque al tener en la mayoría de los casos agarraderas facilitan su manipulación, para el brindis.

 
     
 
 

¿Como elegir el adecuado?

Los vasos pueden ser grandes y anchos de vidrio un poco grueso luciendo a la bebida y dejando a la vista su color. Las jarras tienen mayor capacidad a la hora de tomar. Los tamaños de los vasos cerveceros varían, la capacidad de la jarra van desde los 300 cl hasta el litro se pueden presentar los vasos y las jarras previamente congelados en el frezzer. Si nos fijamos con detenimiento hay tantos tipos de vasos como cervezas en el mercado, la evolución de la cerveza fue unida a la fabricación de los vasos, se paso de los vasos artesanales a los vasos fabricados de forma masiva. En los inicios los vasos eran muy simples, ya que no había gran diseño en sus formas ni variación, cada clase de cerveza era bebida en el mismo vaso, pero luego las cervezas especiales como las cervezas artesanales o de tirada se fueron sirviendo en vasos que se diferenciaban del resto o en copas especiales. Los vasos utilizaban la técnica del soplado y su producción no presentaba ningún problema en su fabricación en ancho y alto.

Algunos por sus características no podían ser fabricados en serie sino en forma artesanal, esas características las tenía el legendario vaso oval que desde 1932, y hasta los años 90 no pudo hacerse de forma masiva, solo una fabrica pudo realizar el diseño original de los años 30 y a partir de ahí empezó a popularizarse. El vaso tenía una forma ancha que después se afinaba y se volvía a ensanchar. Las cervezas que tienen mucha espuma deben ser presentadas en vasos de bocas anchas y bordes gruesos para que no se derramen, éste es el modelo de copa que se usó para las cervezas trapenses y de abadía, la forma seria como un Cáliz, ancho y redondeada como las que se usan en misa. El uso de diferentes tipos de maltas ha desarrollado un gran mercado en el mundo de las cervezas, que se diferencian por sus colores y olores, cada cerveza se lucirá por su presentación en algún vaso especial. Son muy importantes hoy los vasos y las copas en el mundo de las cervezas, es muy importante para algunas fábricas salir y patentar la forma del vaso que esté ligada a la marca.

 
 
 
 
 

Fabricantes y coleccionistas

En Europa existen cuatro compañías que se dedican a fabricar vasos para las cervezas de calidad y que manejan el mercado mundial, se considera que hay más de 9000 marcas de cerveza en el mundo, según los entendidos las mejores cervezas se fabrica en Suecia, Bélgica y Estados Unidos. Hay coleccionistas de vasos de cervezas que toman y catan como si fueran someliers de vinos, los catadores de cerveza toman en vasos que no muestren su color para no estar de entrada condicionados a realizar una opinión, también se olfatean los vasos para saber cuál es la malta que se utilizo. Luego viene la segunda cata en donde darán el veredicto según su color y textura, esta segunda cata se realiza en vasos transparentes, se pasa por 4 sensaciones, acido, amargo dulce y salado, pero la quinta sensación es la que se realiza al tragar y el efecto que produce.

Se califica por el aroma, pureza del sabor, cuerpo, efecto y calidad del amargor, pero lo más importante es que la cerveza se disfruta con todos los sentidos, las cervezas para beberse deben presentarse en una temperatura de 3 a 9 grados, los colores de la cerveza dirán que tipo de cerveza es, una cerveza negra es más fuerte que una rubia y una roja se sentirá más liviana al principio pero más densa después. Cuando se toma cerveza hay que elegir el vaso correspondiente porque para su degustación influye, tanto el tamaño, la forma, el diámetro del borde, y el grosor del cristal. Las copas se deben guardar fuera de la cocina para que no se mezclen con los olores y la grasitud, o en cajas herméticas, y siempre hay que airearlas antes. Estos cuidados solo son tomados en cuenta por los bebedores entendidos en cerveza que hacen del beber un placer, de la degustación un trabajo y del encuentro con amigos un disfrute.

 
 
  ventas e informes presupuestarios