vasos de precipitado  
 

Vasos de precipitado

Un vaso de precipitados es un material de laboratorio de vidrio que se utiliza para contener sustancias, disolverlas, calentarlas y en general se usa para cualquier cosa que necesite una medida de precisión del volumen. En general se utiliza para contener cualquier tipo de sustancia que después va a ser medida con precisión o también para disolver sólidos en una determinada sustancia. Es pues así, el material más común de los laboratorios, pero también se utilizan en la cocina, para cocinar alimentos. Lo que llamamos Pyrex sería el nombre comercial del vaso de precipitado, o vidrio soplado.

 
     
 
 

Ventajas del pyrex

Podemos decir que al cocinar con vidrio pyrex, tiene ventajas y desventajas entre las ventajas contamos con la facilidad con que se limpian, que no se rayan, soportan perfectamente cualquier tipo de detergente, y se lavan sin ningún problema en la máquina lavavajillas. Su larga durabilidad ayuda a compensar su precio. Al cabo de muchos años continúan perfectos, si son bien cuidados. No transfieren sabor ni ningún material a los alimentos como puede ocurrir en el caso de utensilios viejos o rayados. Resisten muy bien las altas temperaturas y son muy resistentes. Podemos ver fácilmente la cocción de los alimentos y tiene formas y diseños muy agradables. Los utensilios a base de vidrio pyrex sirven para cocinar en el horno, y en el microondas, en cocinas eléctricas o directamente en el fuego.

También podemos decir las desventajas, una es el precio ya que es muy superior a utensilios de cocina similares pero hechos con otros materiales. Los alimentos horneados suelen ser los que quedan más ricos al usar el vidrio Pyrex para cocinar, pero, en cambio, otros platos como los arroces quedan, en general, mucho más ricos cocinados en ollas de barro o acero inoxidable. Una vez ya cocinado el alimento el utensilio de vidrio Pyrex pierde el calor mucho más rápido que si cocinamos en otros recipientes. Una pyrex bien cuidada puede durar muchos años de la vida, son piezas que en casi todas las cocinas existen, sus bondades se van trasmitiendo de generación en generación, son más los factores positivos que negativos ya que además de ser resistentes al calor también son lindos a la vista. Dan prolijidad a la cocina, son como un todo terreno.

El siguiente paso fue obtener un vidrio no sólo resistente al fuego, sino también resistente a los golpes. Con esta nueva iniciativa se busco lanzar una línea de vajilla con el nombre corelle o Corning ware con el aspecto de la porcelana de calidad pero siendo prácticamente irrompibles. Después de años de experimentación, y habiendo roto docenas de miles de platos, el producto se presentó al mercado en el año 1970 con la marca Corelle. Todos de vistosos diseños para llevar a la mesa, con beneficios más que comprobados la única desventaja es a la hora de pagar, ya que estamos comprando algo que durara por mucho tiempo en perfecto estado. Los utensilios de Pyrex tienen precios muy superiores a los utensilios similares de otros materiales. Sin embargo sus grandes ventajas de higiene, limpieza y presentación, así como la gran durabilidad los hacen muy rentables, además cuentan con una garantía de confianza, que la dio su marca durante más de un siglo.

 
 
 
 
 

Tamaños, modelos y usos

Existen varios tamaños de vasos de precipitados, desde muy pequeños que suelen tener un volumen aproximado de 1ml hasta algunos con varios litros. Los más comunes son los de 250 y 500 ml. Tienen en el vidrio divisiones marcadas (por ejemplo un vaso de 250 ml, tendrá divisiones en 50, 100, 150, 200 y 250 ml) que vienen de fabrica, estas marcas son sólo aproximadas y se deben de tomar como una referencia, ya que el vaso de precipitados no mide nada más que en tamaño aproximado. Los vasos de precipitados se pueden dividir en dos: los que soportan la acción de una llama y en general el calor (PYREX) y los que no se pueden poner a llama directa.

Los materiales con etiquetación PYREX son aptos para el calentamiento y pueden ser utilizados sobre el fuego, los que no tienen esa etiquetación no se pueden disponer a una fuente de calor continua ya que el cristal podría quebrarse y quebrar todo el vaso. Podemos decir que el vaso de precipitado es un elemento del laboratorio, llevando esto a la vida común, el vaso de precipitado seria una pyrex que en la cocina se utiliza para la cocción de los alimentos en el horno, o sobre las hornallas de la cocina. Su primer uso, que se remonta a tiempos muy antiguos, era para objetos de bisutería Añadiéndole diversos minerales durante el fundido se obtenían cuentas de diferentes colores, tamaños y formas. Se desconoce con precisión el origen de esta técnica, los datos más antiguos conocidos se remontan a la zona de Siria, hacia el siglo siglo 1 ac difundiéndose por todo el Mediterráneo, a través del Imperio Romano.

 
 
  ventas e informes presupuestarios