vasos de whisky  
 

Vasos de whisky

La cata del whisky es un momento subjetivo, siempre. Cuando se prueba una bebida alcohólica como esta, la importancia del vaso se torna indiscutible. Al momento de evaluar el whisky en diversos modelos de vasos, nos sorprenderemos al saber que vamos a obtener resultados extremadamente distintos. Después de probar con diferentes vasos sabremos que no cualquiera sirve para degustar nuestro whisky favorito, sin embargo nos toca elegir a cada uno de nosotros el tipo de vaso que más favorezca a la toma de esta bebida.

 
     
 
 

Una bebida noble y con historia

Cada persona tiene sus preferencias con respecto a esta bebida, sabemos por ejemplo que los Uruguayos y Brasileros toman mucha cantidad de Whisky, los Españoles toman whisky con agua los hombres y Whisky con cola las mujeres, preferencias que le aportan un toque distintivo a cada trago de esta bebida, pero ahora que podemos hablar de la forma de beber, mejor dicho los tipos de vasos en los que podremos beber el whisky, entre los más destacados se encuentran, el “Eisch jeunesse malt Whisky” el cual tiene como principal característica una boca ancha que permite a aquellos que lo prefieren, degustar su aroma sin perderlo, luego tenemos el “Nosing Glass de la Andrew Park” es el vaso de uso típico para la cata aromática, otro es el “SMWS Tasting glass” que acentúa la sequedad del whisky.

El “Glenmorangie Tasting Glass” que presenta una boca redonda y recta mantiene a los aromas en el interior del mismo y evita su evaporación, podemos mencionar también al “Riedel Single Malt Whisky Glass” que es un modelo especialmente diseñado para el whisky hecho de malta, acentúa los sabores avainillados y sus mejores resultados se dan cuando se lo vincula a los whiskies intensos, aunque tiene como desventaja que es considerado un poco incómodo a la hora de beber y por último el “The Pure Glass, La Maison Du” que a diferencia del anterior este es el menos atractivo visualmente ya que presenta un diseño casi idéntico al de las copas bajas tradicionales, y al ser ancho libera los aromas del whisky. El término “whisky” significa “agua de vida” deriva este significado de los términos gaélico escocés y gaélico irlandés. Es una bebida alcohólica compleja y de las más aromáticas existentes, esta es obtenida a base de cereales como la cebada, trigo, malteada, centeno y maíz. Después de un proceso de destilación, permanece en barriles de madera, tradicionalmente de roble blanco para su envejecimiento, segunda etapa y última etapa del proceso de elaboración.

El whisky es comercializado con un grado de alcohol que ronda entre el 4 y el 62 por ciento del volumen. Podemos mencionar diferentes tipos de whisky, tales como el Whisky Escocés, aquel que tiene como principal característica que es destilado dos o tres veces y añejado exclusivamente en Escocia y sus principales tipos son Chivas Regal, Johnny Walker, JB, Ballantine's y Old Parr, también podemos encontrar el Whisky Irlandés que es destilado tres veces y lo vuelven suave y delicado, el Whisky Canadiense, es el más suave y ligero, el Whisky Estadounidense que está elaborado a base de maíz, el Whisky Galés, el Whisky Japonés recientemente globalizado, su producción es idéntica al escocés, el Whisky Indio que se considera como una especie de ron fuera del subcontinente, y además podemos encontrar otros whiskies europeos que se destilan con técnicas similares a la de los escoceses.

 
 
 
 
 

Tips para su catacion

Los whiskies son como las personas, presentan características individuales por eso siempre vamos a encontrar uno o más que se adecuen a nosotros, tomar un whisky implica tomarse un tiempo, relajarse, disfrutar y beberlo para despertar los sentidos, al momento de catar esta bebida debemos comenzar por observar su color, el amplio espectro abarca desde los colores oro pálido, pasando por destellos de oro medio intenso, hasta casi llegar al ámbar rojizo, también puede presentar tonalidades naranjas satinados o cobre, además debemos tener en cuenta los aromas y sabores. En el caso de los aromas, estos se presentan de forma muy intensa y compleja, para que se potencien se aconseja agregar un shot de agua mineral fresca al whisky, y así se logra liberar y abrir todos sus matices.

En el caso de los sabores, éstos se desarrollan en el paladar (dulce, amargo, salado y también de forma ácida), pero en realidad mucho de lo que podemos percibir como sabor son aromas, en esta etapa es importante detenerse y tomarse un tiempo para percibir como ingresa el whisky a la boca, ya que el carácter del mismo se revela en el sabor que se desarrolla en la boca una vez que lo hemos bebido. Para beber un buen whisky debemos estar atentos a varios secretos que pueden darle a esta bebida un toque especial, como tomarlo puro, con agua, solo con hielo o en el caso que se prefiera con una bebida de preferencia. Como mencionábamos antes el whisky es una de las bebidas más intensamente aromáticas y de las más complejas por lo tanto no debe temerse de probarlo con lo que consideres estimulante.

 
 
  ventas e informes presupuestarios