vasos decorativos  
 

Vasos decorativos

Cuando pensamos en vasos decorativos, no estamos pensando en un simple vaso de vidrio, o cerámica, es algo más, ya que representa un valor único, un valor diferente al resto. Un vaso decorativo es una pieza de diseño, muy valorada por los diseñadores de interiores, arquitectos o todas las personas vinculadas con el arte y la estética. Los diseñadores de interiores ven a los objetos como elementos indispensables en la decoración que pueden complementar un estilo. Hay diferentes diseños de vasos, según su material así como sus formas.

 
     
 
 

Originales y unicos

Los vasos decorativos cumplen no solo la función de ser un utensilio más, sino que se cuidan como un objeto preciado, por su origen o su valor estético. Algunos vasos de origen italiano se ven únicos por su diseño que es muy original. Sin duda sirven en el arreglo de unos interiores contemporáneos. La arquitectura y la decoración de interiores van de la mano, los buenos arquitectos saben completar la casa y para ello buscan la mayor integración estética y funcional posible, así como los decoradores de ambientes que también lograran producir un efecto armonioso en el ambiente que vamos a habitar. Un vaso decorativo no entra en la producción seriada, sino que es un vaso de características especiales, puede ser utilizado tanto para la decoración como para ingerir alguna bebida.

Cuando elegimos el material que vamos a utilizar en un vaso decorativo, este no se reduce solo al vidrio y la cerámica, va un poco más allá, también se pueden fabricar de latón, de aluminio, de acero inoxidable, con dibujos estampados y grabados. También los hay de base de madera, que pueden tener diferentes usos. Hay personas que son coleccionistas de vasos, tienen en su bar privado una colección de vasos decorativos diferentes por sus formas y usos, algunos para cervezas, bebidas blancas, vinos, otros para diferentes tipos de infusiones calientes como el café. Los vasos decorativos se pueden mandar a hacer a lugares especiales en merchandising, allí tendremos los vasos de nuestro club, equipo favorito de futbol, etc. Si buscamos algo más sofisticado y delicado, se deberá pagar un poco más, pero será un objeto único que les hará recordar a los demás quien somos, también cabe señalar que no nos saldrá barato, porque se trata de vasos temáticos.

 
 
 
 
 

¿Donde nacen estos vasos?

Si nos remontamos en el tiempo los vasos decorativos surgieron en la antigua Grecia, en donde la cerámica alcanzo un alto nivel de calidad así como dejo a través del tiempo un testimonio de la vida y de la cultura de los griegos por medio de sus dibujos. Estos dibujos fueron importantísimos para los historiadores y arqueólogos para entender esa sociedad. En Grecia durante el periodo helenístico se produce un cambio en las pinturas de cerámicas, que fueron decoradas más que pintadas. Los vasos más comunes son negros y uniformes, con una apariencia brillante como de barniz, decorado con motivos de flores o festones. La cerámica de figuras rojas se extinguió en Atenas a finales del siglo IV A.C. y fue remplazado por lo que se conoce como «cerámica de la ladera occidental», llamada así debido a los hallazgos en la ladera occidental de la acrópolis de Atenas.

Este estilo consistía en pintar un fondo de color tostado y pintura blanca sobre un fondo vidriado negro con algunos detalles con motivos más simples como coronas, delfines, rosetas, etc. Variaciones de este estilo se extendieron por todo el mundo griego, donde las escenas figurativas eran más solicitadas. En esta época aparece el relieve, indudablemente a imitación de las vasijas hechas con metales preciosos se aplicaron coronas en relieve al cuerpo de los vasos, se han hallado complejos relieves basados en animales o en criaturas mitológicas. En resumen, las formas de los vasos se inspiraron en la tradición del metal. Los talleres se ocupaban de producir vasos decorativos por artesanos que muchas veces firmaban sus obras, así como el lugar de su procedencia. Los artistas tenían una técnica en donde se aplicaba la pintura después de la cocción, herencia y copia de las técnicas se diseminaron por toda Europa y parte de Asia.

En la ciudad paquistaní de Taxila se han hallado diseños helenísticos. Fue colonizada con artesanos y ceramistas después de que la conquistara Alejandro Magno. Esta tendencia a utilizar la cerámica en la fabricación de vasos decorativos subsistió hasta el día de hoy, y durante los años 60 y 70 se utilizaron vasos decorativos en cerámica, así como también jarras con diseños modernos y vanguardistas. El artesano daría el toque diferente en la decoración de los dibujos, que obviamente estarían inspirados en diseños de vanguardia, hoy es lo que llamamos retro. También hoy se puede mandar a realizar un vaso decorativo como un suvenir especial para una fiesta o evento. Los vasos decorativos serian personalizados con la temática en cuestión, sea un aniversario, un agasajo o un acontecimiento para que nos quede de recuerdo.

 
 
  ventas e informes presupuestarios