vasos grabados  
 

Vasos grabados

Cuando pensamos vasos grabados, lo más seguro es que nos vengan a la mente los típicos vasos o mejor dicho tazas que se regalan para ocasiones especiales como Día de la Madre, Día del Amigo, San Valentín, etc. Pero si nos interiorizamos en la búsqueda los grabados de estos objetos van más allá que los mencionados anteriormente, podemos encontrar una gran variedad, tanto de grabados como de tipos de vasos. Más adelante vamos a mencionar los tipos de grabados que hay y sus características. Desde el vamos existe un tema fundamental y es el tipo de grabado y el tipo de vaso en el que vamos a realizar el trabajo.

 
     
 
 

Grabados tradicionales

El método va variando dependiendo del material, por ejemplo el grabado en vidrio se puede realizar con ácido, una práctica muy sencilla que se realiza con plantillas transferibles especiales para cristal, con éste método se pueden grabar tanto iniciales, como paisajes, flores y otros diferentes motivos que también pueden ser utilizados para otros objetos como ser bandejas, jarras, vinagreras etc., que se pueden presentar de forma acompañada y ser muy buenas opciones para hacer un regalo de forma personalizada. Si el grabado quisiéramos hacerlo nosotros mismos, podríamos fabricar nuestras propias plantillas con el mismo papel de plástico adhesivo que usualmente se usa para forrar y proteger libros y cuadernos, el motivo podemos diseñarlo sobre el papel y recortarlo con un cúter.

En la utilización del acido se debe tener especial precaución ya que es un producto corrosivo que contiene ácido fluorhídrico, aunque el usado en manualidades no presenta una alta concentración, por lo tanto es un trabajo que se realiza de forma muy sencilla pero que a su vez no es apto para niños pequeños. Una de las precauciones que se debe tener a la hora de comenzar con el trabajo es asegurarse de que la pieza con la que vamos a realizar el trabajo sea de vidrio ya que existen muchas piezas que llevan plástico en su composición y por lo tanto el ácido no atacará al vaso y no obtendremos ningún resultado.

La técnica consiste en limpiar muy bien la superficie con alcohol. A continuación tomamos la plantilla, retiramos el papel protector que lleva por detrás, situamos la plantilla y con mucho cuidado la presionamos hasta que quede perfectamente adherida, luego rayamos la superficie con una birome hasta que observemos que se despega el plástico protector y retiramos el mismo, más tarde aplicamos una capa gruesa de el ácido con un pincel, lo debemos dejar actuar de 3 a 5 minutos y para finalizar lo retiramos con abundante agua, frotando el vaso debajo del agua de la canilla con una esponja, mas adelante procedemos a retirar la plantilla que se va a deshacer y la pieza queda terminada, como trabajo final obtendremos un vaso muy vistoso y elegante.

 
 
 
 
 

Tecnicas modernas

Otro método utilizado es el grabado mediante láser, que se utiliza para artículos mucho más sofisticados, el láser produce sobre el vidrio un efecto helado, los logotipos, textos o cualquier otro diseño se resaltan aún más ya que este último método genera un efecto que hace que el grabado resalte del fondo del vidrio. Este tipo de grabado es el más popular por su rentabilidad y facilidad de uso. Los diseños se imprimen en papel y se mandan a grabar. El láser también es utilizado para grabar otros materiales como madera, acrílico, plástico y mármol. El láser utiliza un haz de luz como la herramienta de grabado, este sistema produce una marca permanente y limpia, la calidad del mismo es inmejorable en la reproducción de gráficos. La interacción del láser con el vidrio hace que el grabado le dé a la superficie de este quede blanqueada y le dé un aspecto muy sofisticado.

En resumen, los vasos grabados son objetos personalizados y solicitados para realizar obsequios especiales, como resaltábamos antes, pueden presentarse haciendo juego con bandejas o jarras también grabadas y en diversos materiales, el método de grabado por excelencia es el láser que le da un toque más sofisticado a las piezas. Los vasos son recipientes para contener líquidos y de los cuales se bebe directamente. Generalmente los mismos se sostienen por sí mismos y presentan una abertura en la parte superior que puede ser de de un diámetro igual o mayor al de la base, el tamaño permite que sea de fácil manejo con una sola mano sin necesidad de asas. El material de los vasos puede ser muy diverso, pero siempre teniendo en cuenta las características principales de no contaminar la bebida ni ser demasiado débil y así poder contener los líquidos. Usualmente se encuentran fabricados por un solo material y el vidrio es el principal por excelencia, además los podemos encontrar hechos de plástico, metal, o cerámica aunque estos últimos pueden ser también denominados pocillos.

 
 
  ventas e informes presupuestarios