vasos termicos  
 

Vasos termicos

Cuando hace frio, estamos de viaje o de paseo, o simplemente tenemos ganas de mantener por un buen rato la bebida caliente, usamos vasos térmicos. Estos vasos térmicos tienen por lo general tapa, algunos son de acero, otros de cartón y otros de plástico. Los de acero tienen agarradera, son de un tamaño de aproximadamente 300cc, y de forma cilíndrica. Un buen vaso térmico de acero conservara el líquido por un lapso de 8 horas, también como opción desechable los hay de plástico llamado polietileno y de papel.

 
     
 
 

¿Biodegradables o ecologicos?

Los vasos térmicos de papel también pueden conservar el calor, así como el vaso térmico de plástico o polietileno, con la gran diferencia que no son retornables ni re-utilizables como el de acero. Un ambientalista evaluara cual es el que causara menor daño a la naturaleza ya que para fabricar el vaso térmico de papel, se deberán talar árboles en cambio si utilizamos el de plástico, se desechara pero no será biodegradable. Para fabricar un vaso térmico se utiliza el polietileno que es una espuma rígida hecha con plástico y usada principalmente como aislante térmico. Su nombre es quizá extraño y desconocido pero no los materiales que con él se fabrican, pues en simples palabras el polietileno es con lo que se hace los típicos vasitos térmicos de café que utilizamos para llevar. Estos vasitos de café son resistentes tanto al frio como al calor, también son utilizados en las heladerías para llevar el helado a casa y meterlo en el freezer. Con tapas ajustables que dan un buen cierre para mantener tanto el frio como el calor.

Este material tan usado casi nunca es reciclado y deja como resultado inmensas cantidades de basura que no se degradan. Pero gracias a diferentes investigaciones se concluyo que este plástico puede llegar a usar como combustible y así eliminar los deshechos. Después de varios estudios se pudo demostrar que es posible disolver el polietileno en algunas fórmulas de biodiesel. Una taza de café de este material plástico se derrite en biodiesel casi en forma instantánea, y así se desechara para transformarse en combustible. Probando mezclas de combustibles con una concentración del 2% al 20% de polietileno los investigadores encontraron que la mezcla óptima es con un 5% del plástico. Por el momento esta técnica aún tiene sus problemas, pues al aumentar las concentraciones de polietileno en el biodiesel también aumentan las emisiones de dióxido de carbono y otros gases contaminantes.

 
 
 
 
 

Diferencias y similitudes

En cuanto a los vasos térmicos de papel, o cartón la diferencia es que son más pequeños, la tapa no es tan segura para cuando son transportados. Ahora para la ecología hay que evaluar cual es el elemento que conservara mejor el medio ambiente. A medida que los consumidores se vuelven más conscientes en el cuidado del medio ambiente, y se preocupan cada vez más del aspecto ambiental de los productos y servicios disponibles, se irá tomando consciencia de que clase de consumo queremos tener. Las decisiones del consumidor se hacen a menudo instintivamente, por necesidad, y pocas veces se evalúa el riesgo ambiental en el momento de realizar la compra. Poca gente sabe o evalúa sobre los beneficios ambientales de usar productos enlatados en vez de productos congelados o frescos, y/o usar embalajes de vidrio en vez de papel, acero o aluminio, esta toma de consciencia requerirá mucho tiempo y cambio de hábitos.

Si se toma en cuenta el beneficio ambiental antes de la compra, la persona evaluara o tendrá ya incorporada la decisión de consumir cosas que no perjudiquen el medio ambiente. Esa consciencia nos traerá a la mente las siguientes preguntas, como se fabrico, con qué elementos, los atributos del objeto que vamos a consumir, las opciones de reciclaje y el desecho de los productos. Si comparamos los vasos desechables de papel, con los vasos térmicos de polietileno, usando bebidas calientes, se puede llegar a la conclusión que los vasos térmicos ofrecen un beneficio ambiental por lo menos semejante al de los vasos de papel. La materia prima principal para un vaso de papel es la madera, un recurso natural renovable.

Sin embargo, la obtención de madera para la producción de la pulpa ocasiona impactos visiblemente negativos en la naturaleza, desde la construcción de carreteras de acceso, hasta la tala de los arboles. El impacto ambiental generara un cambio importante en la naturaleza, modificando todo el orden natural, aumentando la posibilidad de inundaciones o sequías en el área talada y sus alrededores. Lo que se puede concluir que hoy el hombre debería tomar consciencia de la destrucción que está realizando en el planeta, que el consumo de ciertos artículos no se hacen a plena consciencia analizando de donde vienen y a donde ir a la basura que se generara. Tampoco cuales fueron los elementos utilizados para la fabricación tanto del plástico como el papel. En lo personal a partir de algo tan simple como un vaso térmico pudimos tal vez revertir una idea de consumo para cuidar más la tierra que les dejaremos a nuestros hijos.

 
 
  ventas e informes presupuestarios